champions league

Selfie con Suárez y festejaron todos

En medio de los festejos de la Champions League y desde dentro del campo, Luis Suárez se tomó una selfie con algunos uruguayos que estaban en la tribuna. Fue el broche a una larga historia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Selfie Luis Suárez Champions League

Suárez, minutos después de ganar la Champions League con el Barcelona y mientras sus compañeros festejaban en la mitad de la cancha, se acercó a una de las tribunas del Estadio Olímpico de Berlín, tomó el celular de un hincha y se sacó una selfie junto a ellos.

Esa foto fue el final feliz para una peripecia de unos uruguayos en Berlín, que fueron a ver a Suárez levantar la “Orejona”. La foto fue solo el broche a un viaje muy largo.

Juan Galeazzi se encontraba en su casa, el miércoles 3 de junio, tres días antes de la final de la Champions League. Esa noche recibió una llamada de un amigo, Ignacio Salgues, con una propuesta descabellada: partir al otro día a Berlín a mirar la final de la máxima competición europea.

Galeazzi, poco convencido, reservó dos pasajes hacia Madrid para el día siguiente, la mañana del jueves. Sin entradas y con dudas, partieron a las 11:30 hacia Madrid y de allí a Berlín. En la capital alemana los esperaban dos amigos, Francisco Frontini y Juan Bocchio, que por medio de Martín Caceres habían conseguido dos entradas.

Galeazzi y Salgues, ya en Berlín, agotaron recursos para conseguir sus ingresos pero no lo lograron. Ni Caceres, ni el “Rafa” Cotelo, al que encontraron en aquella ciudad, pudieron ayudarlos. Su última alternativa fue montar guardia fuera del estadio, pero tampoco tuvieron éxito.

Vivieron el partido fuera del Estadio, pero el final, tanto para ellos como para Suárez, fue especial. Cuando el encuentro finalizó, se generó un tumulto en las puertas y los dos pudieron entrar a la tribuna, donde se juntaron con los otros uruguayos. Ya dentro del Olímpico lograron escabullirse hasta llegar al punto más cercano de la cancha, cerca de donde festejaban los jugadores.

Ya en ese lugar, los cuatro amigos y dos uruguayos más que conocieron ahí, comenzaron a intentar llamarle la atención al “Pistolero”. Lo lograron y cuando el jugador se acercó a ellos le tiraron algunas camisetas para que firmara, pero no pudo hacerlo porque no tenía con qué. No habían cumplido su objetivo por completo, pero Suárez ya los había visto.

Minutos después Suárez volvió hacia las tribunas, pero con un objetivo, bajar a sus hijos al campo. Uno de los hinchas no perdió el tiempo y saltó hacia la fosa de separación de la cancha y la tribuna para ayudar al “Pistolero”. Con sus hijos en cancha, Suárez intentó agradecerle a los charrúas y encontró la forma ideal: una selfie.

Los hinchas le alcanzaron un celular y se colocaron en posición. El “Pistolero”, envuelto en una bandera uruguaya, tomó la foto de agradecimiento. Todos festejaron felices, Suárez con sus hijos, los hinchas con su selfie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)