FÚTBOL JUVENIL

Selecciones Sub 20 solamente con los jugadores que se quedan en casa

El grupo técnico que forman los entrenadores en la Conmebol elaboró un proyecto para revitalizar aún más la formación de futbolistas.

El festejo de la selección uruguaya en el duelo ante Paraguay en el Preolímpico Sub 23. Foto: @Uruguay.
Las selecciones juveniles podrían dejar de tener futbolistas que vienen del exterior..

Francisco Maturana, el conferencista con el que Audef inauguró su ciclo 2020 de seminarios sobre fútbol, dio a conocer el pasado jueves uno de los proyectos sobre los cuales el grupo técnico de entrenadores de Conmebol está trabajando para tratar de encontrar una fórmula que proteja a los equipos de la sangría que sufren desde Europa. Para minimizar el impacto de ver partir, muchas veces, a chicos que ni siquiera pudieron jugar en Primera división, se está elaborando un documento que propone que los Sudamericanos Sub 20 solamente puedan ser disputados por jugadores que se encuentran compitiendo en sus países.

Maturana, quien en su exposición dijo “hay que darle valor a la formación del jugador. Hay que defender al club formador”, le puntualizó al técnico Gerardo Pelusso, también integrante del grupo técnico de Conmebol, “vos sabés Gerardo que estamos trabajando sobre eso”.

El propio Pelusso, posteriormente, reconoció a Ovación que el proyecto existe, aunque él considera que lo primordial sería encontrar una solución para que los jugadores no queden libres a los 18 años. Fundamentalmente porque los clubes no están en condiciones de asegurarse la continuidad de todos los jóvenes de formativas y, entonces, las puertas se abren con ventaja para los empresarios y los clubes más poderosos de Europa.

Nery Pumpido, Gerardo Pelusso, Francisco Maturana, Dorival, Julio Baldivieso, Cesar Farías, Daniel Bañales y Ever Almeida
Integrantes del grupo técnico de Conmebol. Foto: Conmebol

Igualmente, admitió que toda idea que tienda a proteger al fútbol sudamericano debería ejecutarse.

Esa iniciativa que se está analizando en Conmebol es valorada por varios integrantes del Ejecutivo de la AUF, especialmente porque contribuiría para proyectar a otros jugadores y se incrementaría la base de elección para la Selección mayor.

Es más, este proyecto está muy emparentado con una propuesta que fuese sugerida por el técnico Óscar Tabárez y que ahora la Organización del Fútbol del Interior pretende que se ejecute. Tabárez y OFI buscan que el fútbol de formación se descentralice.

Para ello es imprescindible montar pequeños complejos deportivos por lo menos en tres zonas del territorio uruguayo.

Con esta iniciativa se multiplicaría el factor de incidencia del fútbol del interior en las selecciones uruguayas y se ampliaría la producción de futbolistas.

Las bases territoriales emparejarían más las posibilidades porque ayudaría a los futbolistas del interior a evolucionar en sus condiciones deportivas y no quedar en desventaja con los que compiten en Montevideo que, entre otras cosas, suman mayor cantidad de encuentros.

Además, montar una red de seguimiento a estos jugadores también colaboraría en gran medida para que el activo cumpla con un ciclo de progresión apropiado, sin que abandone el país.

Justamente, ese aspecto, fue debidamente encarado por “Pacho” Maturana el pasado jueves, porque remarcó que el “tema formativo” es el “protagonismo” que Sudamérica debe salvaguardar.

Desde hoy, además, el proyecto que se maneja entre algunos entrenadores que integran esta comisión técnica de Conmebol puede tener un impulso significativo, porque lo que harán los dirigentes es solicitarle a todos los profesionales que “avancen” en todos los documentos que ayuden a proyectar el fútbol del futuro y, especialmente, que contribuyan para una superación de todos las clubes que integran la familia sudamericana.

Pelusso, por ejemplo, está convencido que Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, va “a luchar para que Sudamérica no tenga una pelea tan desigual con Europa”.

por la crisis

La estructura juvenil de los clubes genera preocupación

La problemática económica que se va a generar con el cierre de los mercados de pases, debido al daño provocado por la pandemia de coronavirus, está encendiendo varias luces de alarma. Los clubes que dependen en gran medida de las transferencias de futbolistas están sumamente preocupados por la situación que se va a generar en su estructura juvenil. La gran mayoría entiende que el proceso que viene por delante necesariamente deberá cumplirse bajo otro modelo, caso contrario varias instituciones se verán amenazadas de poder subsistir. No poder hacer frente a los pagos podría hacerles perder a varios jugadores de sus canteras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados