RAMPLA JUNIORS

Segurola y Habana 4310

La dirección que le pasó Diego Maradona a Julio César Toresani, el nuevo DT del Picapiedra, para desafiarlo a pelear.

Rampla
Toresani, segundo de derecha a izquierda, al ser presentado por el presidente de Rampla, Ignacio Durán. Foto: Rampla Juniors

Rampla Juniors ya tiene nuevo entrenador y es el argentino Julio César Toresani, quien tendrá a Gastón De los Santos como ayudante técnico y al profesor Luis Bondelas como preparador físico.

El picapiedra, que ya tiene su plantel licenciado por la inactividad, no perdió tiempo y armó el nuevo cuerpo técnico de cara a la próxima temporada que lo tendrá nuevamente en Primera División.

Toresani, quien surgió como jugador en Unión de Santa Fe, luego supo pasar por Instituto de Córdoba, River Plate, Boca Juniors, Colón, Independiente, Audax Italiano y Patronato de Paraná, donde se retiró en 2004.

Como entrenador tiene una extensa trayectoria y a sus 50 años ya dirigió a 14 equipos, siendo su último club Orense, de Ecuador.

El argentino trabajará junto al excapitán picapiedra, Gastón De los Santos, y tendrá como preparador físico a Luis Bondelas, quien fue el profe campeón de la Segunda División con Rampla Juniors en 2015.

Cruce.

Quedó en el recuerdo de todos, patentado para siempre, la famosa frase de Diego Maradona: “A ese muchacho le digo que vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. A ver si me dura 30 segundos”.

Ese 7 de octubre de 1995, en su regreso a Boca Juniors tras 14 temporadas, el ‘10’ tuvo esas palabras contra Toresani. El “Huevo” (que por entonces defendía a Colón) le recriminó una jugada a Maradona, que estaba tirado en el suelo, y el partido comenzó a subir de temperatura.

Minutos más tarde, el árbitro Francisco Lamolina le mostró la segunda amarilla al futbolista del conjunto santafesino y lo sacó del partido.

“Hasta hoy la gente me pregunta de la pelea con Diego. Los muchachos me cargaban. Me decían que me iba a sopapear”.

Julio César Toresani
Julio César ToresaniEdfutbolista

“Maradona manejó el partido. Él me echó de la cancha, me gustaría encontrarlo para ver si me repite en la cara todo lo que me dijo”, señaló el “Huevo”, muy enfadado, tras el encuentro disputado en La Bombonera.

Y Maradona le respondió, claro. Dándole la dirección de su casa, con número de puerta incluido. Las vueltas de la vida los juntó en Boca un año más tarde y todo quedó en una anécdota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)