CAMPEONATO URUGUAYO

El seguro de paro otorga alivio fiscal

Plaza y Defensor Sporting ahorran “una fortuna” con esta determinación, pues no tienen que hacer los aportes impositivos, una gran carga en el presupuesto.

Nicolás Rivadavia. Foto: Leonardo Mainé
Nicolás Rivadavia. Explicó que las instituciones sí deberán aportar por el complemento que paguen. Foto: Leonardo Mainé

Defensor Sporting y Plaza Colonia fueron las instituciones que se animaron a dar el primer paso: enviar a sus funcionarios, incluidos futbolistas y cuerpos técnicos, al seguro de paro. La paralización del fútbol como consencuencia de la pandemia de coronavirus hace más inviable aun a los clubes, que no reciben ingresos y sí tienen egresos, por lo cual violetas y patas blancas tomaron la decisión, acompañada eso sí del anuncio que ninguno perderá poder salarial, ya que lo que no cubra el susbidio lo completarán las instituciones.

Los sueldos de los futbolistas profesionales suelen estar por encima de la media de un trabajador del resto de las actividades. El salario mínimo, por ejemplo, está establecido en algo más de 43.000 pesos, pero en la mayoría de los casos la remuneración es superior.

En Nacional y Peñarol hay sueldos que en el bruto alcanzan los 60.000 dólares, por lo cual está claro que si quienes reciben tal remuneración se acogieran al subsidio por desempleo no estarían ni cerca de cobrar lo mismo.

Por lo tanto, para los grandes no da la sensación de que vaya a ser mucho el ahorro que puedan tener enviando a sus planteles al seguro de paro si además deben pagar los complementos.

Sin embargo, para los equipos menores sí puede resultar un ahorro importante: aproximadamente un 50% de su presupuesto mensual.

“Acá hay dos ámbitos que se deben analizar: uno es el sector administrativo de los clubes, en donde los salarios están más ajustados a la media del mercado; y otro es el deportivo, en donde hay muchos futbolistas que cobran muy por encima del tope de pago por parte del subsidio”, indicó a Ovación el Dr. Nicolás Rivadavia, especialista en derecho laboral y derecho deportivo.

Para los trabajadores mensuales que vean suspendida su actividad laboral (categoría de los futbolistas en este caso) la prestación prevé un subsidio del 50% del salario promedio obtenido en los últimos seis meses, con un pago máximo de 44.606,60 pesos. Esto significa que los clubes pagarán más de la mitad a los futbolistas que ganan más de 89.213 pesos.

En definitiva, cada institución se ahorraría unos mil dólares por jugador, que en un plantel de 20 futbolistas promedio es un dinero importante, pero hay otro aspecto sustancial que es donde más se ahorra: los aportes fiscales.

“Mientras los jugadores estén en el seguro de desempleo no deben pagar los aportes”, explicó Rivadavia, quien no obstante aclaró que “sí deberán hacerlo por los complementos de sueldo que vayan a abonar”. De cualquier manera es una suma muy importante, según explicó a Ovación el vicepresidente de Defensor Sporting, Andrés Fleurquin. “No tengo los números a mano, pero es una fortuna”. Esa es la pesada carga que se sacan de encima las institucioines recurriendo al subsidio por desempleo.

Entre la parte del salario que cubrirá el seguro de paro, el ahorro de los aportes, el que se produce en logística al no tener que asistir todos los días a un plantel que se debe atender y alimentar y a su vez el hecho de no jugar a pérdida cada fin de semana (algo habitual), los clubes pueden paliar la situación, sobre todo teniendo en cuenta que ya cobraron lo correspondiente a los derechos de televisión hasta junio y no tendrán otras fuentes genuinas de ingreso.

La situación cambiaría, no obstante, si se alarga la inactividad, porque a su vez allí entra a pesar otra variable: ¿Qué va a hacer Tenfield? Esta es la incertidumbre que tienen los clubes, porque si no hay partidos para televisar, la empresa que tiene los derechos para las emisiones difícilmente pague la próxima partida en junio. Pero eso será algo a atender más tarde. Ahora deben capear este temporal.

Los que no pueden ir al seguro.

Los que volvieron este año del exterior, como Alejandro González en Defensor, y los que hayan llegado al país por primera vez esta temporada no pueden ir al seguro al no tener 180 días en planilla en el último año.

Algunos clubes no están al día

No todos los clubes están al día en los aportes al BPS, aunque eso no les impediría enviar a sus funcionarios al seguro de desempleo. Carlos Manta, gerenciador de Plaza Colonia, dijo a La Oral Deportiva que su institución sí lo está.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados