PEÑAROL

El seguimiento a Lucas Viatri

En su primer juego como titular en la temporada con Peñarol, el argentino jugó los 90’ y fue pieza clave.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

La falta de un nueve de área era algo de lo que Peñarol adolecía. En sus dos primeros partidos no había conseguido ganar y solo había marcado un gol en el primer minuto de juego del Clausura a través de un cabezazo de Gabriel Fernández. Al mirasol le faltaba peso ofensivo y allí estaba Lucas Viatri, entrando en ritmo de a poco luego de siete meses sin fútbol competitivo. Las urgencias aurinegras llevaron a que Diego López lo mandara a la cancha desde el primer minuto ayer ante River Plate y el argentino vaya si cumplió. Fue fundamental en el buen juego desplegado por el equipo en la primera mitad y tuvo incidencia indirecta en el gol del “Cebolla” Rodríguez que valió los tres puntos. Jugó los 90 minutos, lo cual es una gran señal de que está en buenas condiciones. Es cierto que sobre el final ya no tuvo tanto aire y tampoco el desarrollo del juego lo ayudó, porque Peñarol terminó acorralado y jugando al contragolpe, lo que evidentemente no es su fuerte. Sin embargo, su trabajo lo hizo en gran forma en la primera parte. Ganó en el juego aéreo, devolvió paredes jugando de espaldas al arco (dejó de cara al gol a Guzmán Pereira a los 5’, pero Nicola Pérez evitó la caída darsenera) e hizo el trabajo sucio ante la defensa, yendo al choque y generando el balón suelto que aprovechó el “Cebolla” para recoger y marcar. Fue solidario con el equipo y su presencia en el corazón del área rival arrastró marcas para la llegada de frente de los volantes, además de ser referencia para los centros de Rodrigo Rojo desde la izquierda. Viatri volvió y con buena nota.

Pivoteó con precisión

Como suele hacerlo, jugó de espaldas al arco y demostró todo su oficio. Con su físico pesado aguantó a los defensas rivales y descargó con precisión para los compañeros que venían de frente, generando varias llegadas del mirasol.

Ganó por arriba

El argentino hizo pesar sus 185 centímetros en el área de River Plate. Fueron varias las pelotas aéreas que ganó, aunque no les pudo dar buena dirección. Cuando no subió, arrastró marcas que aprovecharon Formiliano y el “Cebolla” para cabecear.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)