PEÑAROL

Esta seguidilla será vital: se juega todo

Peñarol pelea por los dos frentes pero se le vienen 15 días que serán más que decisivos

Diego López en Peñarol
Diego López. Se vienen tres partidos que le demandarán aplicar toda su capacidad de organización del equipo. Foto: Gerardo Pérez

En dos semanas Peñarol se juega todo: el título de campeón del Torneo Apertura que lo tiene como único líder tras las 10 primeras fechas y la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

En medio de la doble competencia y tal como ha pasado hasta ahora durante la presente temporada, Diego López apelará a la rotación y también a la recuperación de varios jugadores que hoy no están a la orden del entrenador aurinegro.

Las lesiones le juegan una mala pasada al “Memo”. En muchos casos las ausencias importantes pudieron disimularse, pero en otros no tanto.

Y es ahí donde Peñarol sufre más. En partidos de alta exigencia, es vital tener a los mejores y por diferentes factores, no siempre el técnico ha tenido a todo su plantel a disposición.

Claro que existe una línea de trabajo que parte de la coordinación entre la sanidad y el cuerpo técnico, que es quien tiene siempre la última palabra, pero respetando y tomando como apoyo lo que digan los médicos en cada caso específico.

Por ejemplo, Gabriel Fernández no viajó a Bolivia. ¿La razón? No tiene buenos antecedentes en la altura y no está al 100% físicamente. La decisión fue dejarlo en Montevideo para que continúe poniéndose a punto y pueda estar el fin de semana. Y, sobre todo, retome el nivel que tan buenos resultados le dio al equipo en la última temporada.

El mismo caso ocurrió con Fabián Estoyanoff. El “Lolo” no es de los habituales titulares, pero sí una de las principales variantes que tiene el “Memo” en la ofensiva del plantel aurinegro y por eso, también se quedó en Los Aromos para poder llegar bien al juego con River Plate, que se jugará el domingo, a la hora 15:30, en el Parque Saroldi.

También se espera por la recuperación de Walter Gargano, pieza clave que aún sigue al margen y que, dados los resultados del miércoles en la Libertadores, podría seguir al margen pensando en el clásico del 4 de mayo y el partido vital con Flamengo en el Campeón del Siglo.

Lo cierto es que sin mostrar un buen rendimiento futbolístico porque está en el debe por lo hecho en los últimos partidos, Peñarol mantiene viva la esperanza en la doble competencia y ahora tendrá una última seguidilla que será vital. Todo o nada.

Tres partidos que van a ser clave

El clásico: Si bien ante River Plate, este domingo en el Saroldi, Peñarol está obligado a ganar, el 4 de mayo Peñarol enfrentará a Nacional en el Campeón del Siglo en un partido que será vital para los carboneros.

Copa Libertadores: El martes 8 de mayo, el aurinegro recibirá a Flamengo en la última fecha del Grupo 4 en el Campeón del Siglo y está obligado a ganar para sellar su clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores.

¿Una final anticipada? En la fecha 13 del Torneo Apertura, el equipo de Diego López deberá visitar a Fénix, seguramente en el Parque Capurro. Si todo sigue como hasta ahora, ese partido puede ser una final anticipada por el título.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)