SUEÑOS

Sebastián Cristóforo: "Ojalá pueda terminar jugando en Peñarol"

El volante central uruguayo declaró que una vez finalizada su etapa en España su sueño sería volver a jugar y defender al equipo mirasol, club en el que se inició como jugador. 

Sebastián Cristóforo defendiendo los colores del Girona.
Sebastián Cristóforo defendiendo los colores del Girona.

El uruguayo Sebastián Cristóforo, volante central del Girona de la Segunda División española de fútbol, admitió, en una entrevista concedida a EFE, que fantasea con "terminar jugando en Peñarol", su club de origen, cuando dé por finalizada su etapa en Europa.

"Depende de muchos factores, pero las ganas de volver un día al club en el que uno creció están ahí", afirmó Cristóforo, quien matizó, no obstante, que "ahora el único pensamiento es intentar ascender a Primera con el Girona".

El uruguayo de 27 años aseguró que el Girona luchará "hasta el final" por disputar la promoción de ascenso a la élite del fútbol español. "Será difícil, pero el equipo depende de sí mismo y afronta este tramo final en un gran momento de juego y de resultados. Con mucha confianza, autoestima, entusiasmo e implicación", añadió.

"El ascenso es el objetivo máximo. Para eso se formó el plantel, pero antes hay que entrar en el 'play-off' y jugar contra el Tenerife. Esto es muy largo, y aún no se ha ganado nada", añadió el '8' de un Girona que tras ganar en Oviedo (0-1) está a dos puntos de la sexta plaza.

"Girona tiene un carácter igual al uruguayo: no se da por vencido, lo deja todo en la cancha y muere por los partidos".

Sebastián Cristóforo
Sebastián CristóforoJugador de Girona

"Es una suerte, tener a gente de tu país al lado, y más viniendo de un país chico como Uruguay. Acerca a las raíces, a los orígenes, a casa. Y Christian, además, es una pieza fundamental para todo el equipo", destacó Cristóforo.

Trayectoria

Sebastián Cristóforo vuelve a jugar en España: lo hará en el Eibar. Foto: EFE
Sebastián Cristóforo  en el Eibar. Foto: EFE

Hace ocho años, cruzó el Atlántico de la mano del Sevilla, tras ser subcampeón del Mundial sub-20 con Uruguay. "Ese Mundial fue algo inolvidable. El equipo se quedó a un paso de ganar. Lo mereció, pero el fútbol no va de merecer, va de ganar", lamentó Cristóforo, recordando, también, aquella eliminatoria de cuartos de final ante España.

El exjugador de la Fiorentina, el Getafe y el Eibar, alzó tres copas Ligas Europa seguidas con el Sevilla (2013, 2014 y 2015), el club que le abrió las puertas del viejo continente, y los "tres años maravillosos" en la ciudad andaluza.

Foto: Archivo
Foto: Archivo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados