FÚTBOL

Sebastián Coates es feliz en Lisboa

El zaguero vive un gran momento en el fútbol portugués y se prepara para enfrentar a Brasil en marzo. “El maestro sigue siendo el líder del grupo. Es una muestra de la rebeldía uruguaya”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Coates

Sebastián Coates lleva un año jugando en el Sporting Lisboa de Portugal. Y está feliz. Encontró una liga que lo sorprendió y un fútbol muy técnico. Además, no puede evitar pensar en lo poco que falta para que finalicen las Eliminatorias y lo cerca que está la selección de clasificar por primera vez en forma directa al Mundial de Rusia. A los 26 años, está en plenitud y seguramente va a ser titular frente a Brasil el mes que viene.

Ayer el zaguero estaba en Madeira, la ciudad natal de Cristiano Ronaldo, pronto para tomar el avión que llevaría al plantel de Sporting de regreso a Lisboa tras empatar con Marítimo 2 a 2. Pero se hizo un momento para conversar sobre su presente con Ovación.

"Llegué en enero del 2016, en el mercado de invierno. Si bien la liga inglesa es más dinámica o tiene más visibilidad que la portuguesa, esta liga es muy buena. Tiene muy buenos jugadores y es competitiva también. Además, llegué a un club que estaba peleando por el campeonato, aunque luego no lo pudimos conseguir. Año a año el objetivo es siempre salir campeón y clasificar a las copas y eso para mí fue muy positivo", contó el zaguero, quien llegó a la capital lusitana tras defender al Sunderland inglés.

A Coates no le costó acomodarse en el fútbol luso. Desde que llegó ha sido titular e incluso ha marcado unos cuantos goles. "No me costó adaptarme, el equipo venía muy bien y eso me facilitó las cosas. Es más fácil llegar a un equipo cuando las cosas están saliendo bien. Es una liga más técnica y el equipo siempre trata de tener la pelota y de salir jugando y eso me favoreció un poco. De repente no defendemos tanto como otros equipos, somos más protagonistas. Fue un conjunto de cosas que hicieron que pudiera adaptarme mejor. Además, el hecho de estar en Europa hace ya bastantes años hace que no me cueste tanto el cambio de una liga a otra", agregó quien vive en Parque de las Naciones, una zona nueva y muy moderna. "Me queda muy bien para ir a practicar, porque el centro de entrenamiento está en las afueras de Lisboa. Cruzo el puente Vasco Da Gama, que es un puente muy grande que hay acá, y llegó más fácil a la práctica", añadió.

"Yo no conocía Lisboa y me encantó. Portugal es un país muy lindo, con un clima muy bueno y lugares muy hermosos para visitar. En Lisboa ya visité todos los lugares históricos, como Belem por ejemplo. Y los alrededores de la ciudad son muy lindos, tienen playa y pude aprovechar eso también. Je", contó sobre la ciudad en la cual vive.

La familia del defensa también se siente a gusto en Lisboa y eso favorece su rendimiento en el Sporting, que hoy está cuarto en la tabla de posiciones. Su hijo Santiago, de dos años y cuatro meses, está yendo al jardín y ya habla tres idiomas: español, inglés y ahora portugués. "Se le mezclan un poco los tres idiomas. De repente te dice una palabra en inglés y otra en portugués, hay que hacer un esfuerzo para entenderle. Je. No habla todo fluido, pero habla bastante ¡y en tres idiomas! Nosotros creemos que es otra de las ventajas de estar acá, que él pueda aprender otro idioma y que en el futuro le pueda servir. También estamos muy contentos con la gente, que nos ha tratado muy bien desde que llegamos".

Celeste.

La selección, que está segunda en las Eliminatorias, recibirá a Brasil el 23 del mes próximo en el estadio Centenario y luego visitará a Perú en Lima. Seguramente Coates estará en la zaga del equipo de Tabárez. "No estamos acostumbrados a vernos tan arriba en la tabla. Cuando arrancó la Eliminatoria nos propusimos conseguir puntos en todos los partidos. Sumar siempre, ya fuera de a tres o de a uno. La gran ventaja es que nos hicimos muy fuertes de locales y pudimos sacar también puntos de visitantes. Ojalá clasifiquemos en forma directa, pero va a ser muy duro como ha sido todo hasta ahora. Estamos en una zona privilegiada, pero tenemos que mantenernos ahí. Es difícil decir cuántos puntos necesitamos para clasificar. Si bien antes con 25 o 26 clasificabas directo, hoy cambió todo. Decir un puntaje sería cometer un error. Tenemos que seguir partido a partido y continuar siendo fuertes de local. Espero poder ganarle a Brasil y luego con cuatro puntos más estamos adentro, pero también depende de otros resultados. No es bueno confiarnos en llegar a tantos puntos. Brasil viene muy bien, esperemos poder seguir siendo fuertes en casa también frente a ellos. Ojalá se dé clasificar sin tener que ir al repechaje, sería algo muy lindo para la gente y también para nosotros como grupo".

Aunque tras un año en Lisboa habla perfecto portugués, su seriedad y su tranquila forma de ser no le permiten ni siquiera pensar en decirle algo a los brasileños en el Centenario. "Tratamos de preocuparnos mucho por nosotros y reafirmar los aspectos en los que somos buenos. Y minimizar los errores que podemos tener", enfatizó quien fue citado por primera vez a la selección mayor en el repechaje con Costa Rica, aunque no jugó. Y luego fue elegido el mejor jugador joven de la Copa América que Uruguay ganó en Argentina en 2011.

"Hoy me siento el mismo que cuando llegué. Cambiaron los jugadores, pero el ambiente es el mismo: espectacular. Da gusto entrenar, estar en el complejo. Quizás estoy más maduro y me hace ver otras cosas dentro de la selección. Quizás hoy trato de tomar otros roles, más que nada para hacer sentir bien a los que llegan como me hicieron sentir bien a mí apenas llegue. Uno llega con un poco de cautela cuando va a conocer a jugadores con tanto nivel y prestigio. Y el recibimiento que te dan es espectacular, te hacen sentir que estuviste ahí toda la vida. Hoy me toca ser uno de los que recibe a los que llegan para que se sientan cómodos".

Al final Coates aseguró que Tabárez sigue siendo el mismo líder de siempre. "El maestro está perfecto, a pesar de sus dificultades. De cabeza está muy bien y sigue siendo el líder de este proyecto y de este grupo. Le tenemos un respeto muy grande, el que él se ha ganado. No sólo con nosotros, sino con todos los uruguayos. Lo del maestro es una muestra de la rebeldía que tenemos los jugadores uruguayos, de seguir siempre adelante, peleando en todo momento a pesar de sus problemas físicos. Para nosotros es un ejemplo y un orgullo a la vez que pueda estar dirigiéndonos. De cabeza está espectacular y sus ideas son las mismas. Ojalá siga siendo nuestro técnico por muchos años más. El lo decidirá".

Los derechos de imagen y la mutual.

-¿Cómo está el conflicto por los derechos de imagen entre la AUF y ustedes?

-Durante años se ha comercializado la imagen sin nuestro consentimiento. Hay gente, como Tenfield, que ha hecho un buen negocio a costa de ello. Esto no va a suceder más. Quien quiera usar la imagen de los jugadores tendrá que negociar con sus legítimos dueños. La AUF tiene que negociar directamente con las marcas finales, no vender todos sus activos a un único operador para que, después, éste especule y no llegue el beneficio al fútbol uruguayo. Queremos que ese beneficio, que es generado por nosotros y la AUF, quede para el fútbol uruguayo y lo que nos corresponde a nosotros llegue a nuestras manos y después nosotros decidamos a dónde va. Por ejemplo, como ya dijimos, una parte irá a las juveniles, otra al baby fútbol, a OFI o la Mutual. Son cosas que pensamos hacer una vez que podamos empezar a generar recursos, ya sea con la AUF si se llega a un acuerdo de imagen, o solos.

-¿Qué opinás de lo que está pasando en la Mutual?

-Los jugadores de la selección estamos unidos y apoyando a muerte a los jugadores del fútbol uruguayo que están queriendo hacer un cambio para mejorar. Estamos en el mismo camino, somos todos jugadores que queremos lo mejor para nuestro fútbol y estamos unidos en todo este movimiento. La Mutual es un gremio que tenía por finalidad proteger y defender los derechos de los jugadores. Pero ha sido instrumentalizado por terceros. Y parece que la actual directiva obedece más a los intereses de esos terceros que a defender a los jugadores.

-¿Por qué no se sienten representados por la actual directiva?

-Hay muchos ejemplos. Los muchachos del fútbol uruguayo ya presentaron su carta en diciembre. No es sólo lo de los derechos de imagen que mal cedía a Tenfield. Hace poco no enteramos lo que ha ocurrido con Fifpro. La Mutual le cedió derechos que no tenía, nuestra imagen, y cobró sin decir nada y sin que se sepa lo que ha pasado con ese dinero. Quien tiene que ceder los derechos somos nosotros, que después le daremos al dinero el destino más conveniente, pero no por obligación, sino porque queremos mejorar el fútbol uruguayo. Pero mientras esté la directiva actual, que parece más un aliado de una empresa que defensora de los jugadores, y se siga comportando como hasta ahora con tantas mentiras, esto es imposible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º