FÚTBOL

Sebastián Abreu se sumó al club de los 400

De Defensor Sporting a Bangú, el “Loco” sigue gritando goles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sebastián Abreu

Este muchacho está un poco loco, ¿no? Arruinarse el cuerpo con mi cara", declaró Sebastián Abreu entre risas a la prensa brasileña, durante un evento realizado este verano en Nova Friburgo. A su lado estaba Gilberto, un fanático de Botafogo que en su pierna derecha lucía orgulloso un tatuaje particular: El "Loco" con la camiseta del "Fogão" cruzado de brazos. Desde la llegada del goleador a Río de Janeiro para jugar en el Bangú, este tipo de acciones no han sido extrañas y los hinchas, tanto de su club como de otros, no paran de darle cariño.

Gilberto viajó más de tres horas en auto para mostrarle su homenaje y agregarle la firma, hecha personalmente por Abreu. En Botafogo dejó su marca en la piel de los hinchas con su receta: los goles.

El "Loco" ha asumido un nuevo desafío en su carrera al defender al Bangú de Río de Janeiro y ha comenzado con el pie derecho. En su debut anotó un tanto de penal y en el segundo encuentro, ante Vasco da Gama, llegó uno significativo: el 400.

"Es especial ver la cifra 400, hasta ayer cuando veía el número me daba una sensación bien linda", declaró Abreu a Ovación.

Vasco ganaba 1-0 y Bangú se fue al ataque en busca del empate. A los 54 un centro desde la izquierda encontró al 113 en el área, que anotó el empate del partido con un buen cabezazo. En el partido 751 en su carrera profesional, el delantero alcanzó cuatro centenas de gritos. El detalle negativo fue que su equipo terminó perdiendo por 3-1.

"No pudo ser conmemorado de la manera en que uno quería porque terminamos perdiendo el partido y te termina disminuyendo un poco la sensación del gol", dijo el "Loco".

Igualmente el número y el contexto en que se logró le dan un valor especial: "Se disfruta y más por el hecho de conseguirlo con vigencia, en un torneo competitivo. Hacer el gol 400 contra un equipo grande como Vasco Da Gama son algunos matices que lo hacen más especial", analizó el delantero, que además tiene un buen promedio de tantos: 0,53 por juego.

"¿Bangú?", se preguntaron muchos hinchas cuando se enteraron el destino del "Loco" tras ser campeón en El Salvador. Es que el club no es muy conocido en la actualidad internacionalmente pero tiene prestigio a nivel estadual. ". Está por cumplir 113 años y ha dado muchos jugadores de trayectoria a la selección brasileña sobre todo en los 60 o 70. Después cerca de 1985 se apagó un poco", cuenta Abreu.

Ahora un grupo de hinchas han tomado el mando del equipo y buscan volver a posicionarlo en lugares importantes del torneo regional. Uno de los primeros pasos del plan a largo plazo apunta a conseguir identificación en la gente y ahí es que el "Loco" tomó trascendencia. "Mi imagen, por lo que implica en Río de Janeiro, fue determinante y me sedujo dar el puntapié inicial", cuenta. La apuesta ha salido bien ya que en la presentación las tribunas estuvieron abarrotadas y, según datos del departamento de prensa del club, desde su llegada las ventas de camisetas aumentaron en un 500%.

De cabeza o la famosa "picadita", entre otras, el "Loco" llegó a los 400 goles y consiguió varias marcas. Fue goleador en México, El Salvador y Uruguay y también tuvo actuaciones destacadas en clásicos. Convirtió en más de 20 disputados entre clubes y selecciones. Abreu no tiene un top de goles favoritos establecido, aunque se animó a elegir algunos (ver recuadro).

Pero el gol 400 no es el último objetivo individual al que apunta en su carrera: "Tengo metas como poder lograr el título 15 en mi carrera o llegar a los 800 partidos oficiales. También me gustaría llegar a los 450 goles en mi carrera y también me entusiasma el hecho de llegar al récord de equipos. En un momento no lo tenía como prioridad pero ahora estando tan cerca, si se da sin forzarlo, estaría bueno", reconoció.

A los 40 años, Abreu sigue anotando goles y se siente vigente porque tiene rodaje: "Tener continuidad es algo que hablamos mucho en los últimos tiempos en el exterior, en Uruguay no tanto, vos necesitas jugar. Eso que estas para 20 es todo un cuento, necesitas jugar", afirmó. Mañana, ante Volta Redonda, Abreu tiene la chance de seguir gritando por el mundo.

MORENA, SUÁREZ Y CAVANI

El "Nando" era el único con 400 goles

El club de los 400 goles en el fútbol uruguayo tenía nombre y apellido ya que lo formaba un único miembro: Fernando Morena. El “Nando”, que jugó profesionalmente entre 1969 y 1984, anotó un total de 667 goles en su carrera y es el máximo goleador histórico. Pero ahora debe compartir el club de los 400 con Sebastián Abreu que alcanzó la cifra.

“Es muy lindo llegar a un número que en el fútbol uruguayo tenga solo un jugador como Fernando Morena”, dijo Abreu. El “Loco” sabe que tiene dos perseguidores que llegan a gran ritmo, pero no le preocupa ya que no es una competencia. “Indudablemente por el ritmo en el que van Luis (Suárez) y ‘Edi’ (Cavani) lo van a alcanzar, pero hasta hoy solo Morena lo tenía y me sumo yo”, afirmó. El “Matador” tiene 301 goles en lo que va de su carrera mientras que el “Pistolero” tiene 373 goles marcados. “Ojalá que me pasen y que se vayan, para mí es un orgullo. Que se sumen jugadores de esta talla a este grupo es como cuando me decían que era suplente en la selección. Si, suplente pero de Suárez, Cavani y Forlán”.
La revista “El Gráfico” realizó una estadística donde recopila los máximos goleadores en la historia del fútbol y Abreu, en la actualidad, está en el puesto 54 junto al húngaro Ferenc Bené y a siete tantos de meterse entre los 50 mayores de la historia.

LOS ELEGIDOS DEL LOCO.

El primero fue en violeta.

Sebastián Abreu comenzó su carrera en Defensor Sporting, equipo en el que subió a Primera y estuvo hasta el año 1996, en el que pasó a San Lorenzo. El primer tanto que marcó el “Loco” fue ante Danubio en el estadio Franzini.

En Uruguay desde Japón a Ghana.

El debut en la red con la Celeste fue en 1996, en un amistoso ante Japón a los 73’. El tanto a Costa Rica que dio la clasificación al Mundial de Sudáfrica y la picadita a Ghana para llegar a semifinales están entre sus elegidos.

Nacional, clásicos y títulos.

Abreu eligió destacar varios goles tricolores. El primero, ante Paysandú Bella Vista con la camiseta 113, los ocho tantos que convirtió en partidos ante Peñarol y el anotado ante Rocha, picándola en 2005 para el título.

También anotó en Argentina.

En 1996 Abreu llegó a San Lorenzo y se ganó el corazón de los hinchas con un golazo ante Huracán, que estuvo entre los mejores del año. Con River le anotó a Boca en un clásico en 2008 que terminó con triunfo por 3-2.

Títulos en Brasil y El Salvador.

En Santa Tecla el “Loco” fue determinante ya que anotó un doblete en el partido final que dio la copa. En Brasil también fue relevante: con Botafogo marcó dos ante Vasco para la primera vuelta del “Fogao” en su casa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados