BOSTON RIVER

Sebastián Abreu demostró que no pierde las mañas

El "Loco" bancó los 90 minutos y fue importante para los del barrio Bolívar.

Abreu
Apoyo. El que tuvo Abreu  como siempre de su familia: antes del partido lo acompañaron sus hijos menores: Foto: Francisco Flores.  

La tarde fue especial para Sebastián Abreu, que enfrentó por sexta vez a Nacional, el club de sus amores. Cuando salió a calentar y los once jugadores de Boston River se acercaron a la tribuna en la que estaban la mayoría de los hinchas tricolores, fueron todos aplausos para el “Loco”, que lució la camiseta 113. Después salió a la cancha con sus hijos mellizos y recibió una plaqueta de una filial de hinchas tricolores.

En la cancha Abreu sacó a relucir todas sus mañas, esas que no se pierden nunca. En la primera pelota que tuvo en el juego aéreo, puso el cuerpo muy bien y dejó desairado a Felipe Carvalho, que pecó de ingenuo. El “Loco” ganó varias pelotas por elevación y ordenó permanentemente a sus compañeros. Se mostró como un técnico adentro de la cancha.

Al minuano no le quedó ninguna pelota para definir, pero sí fue importante para bajarlas y arrastrar marcas, principalmente para los volantes externos, como Lucas Rodríguez y Tapia.

Varios niños floridenses bancaron el frío de la noche para tener una foto con el “Loco”. Y lo lograron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)