REDES SOCIALES

Saralegui, mucho más efectivo en Twitter que en la cancha, le apunta a Nacional de nuevo

El entrenador de Peñarol se expresó en su cuenta luego de perder el tercero de cuatro partidos jugados en lo que va del Torneo Intermedio. 

Mario Saralegui en el partido entre Peñarol y Fénix. Foto: Nicolás Pereyra.
Mario Saralegui en el partido entre Peñarol y Fénix. Foto: Nicolás Pereyra.

Peñarol, Nacional y muchos otros clubes del fútbol uruguayo llevan un tiempo en un proceso de profesionalización de la comunicación a nivel institucional. Eso ha implicado un cambio en la manera de relacionarse con medios, periodistas, hinchas y público en general. Este es el contexto en el que Mario Saralegui llegó al carbonero. Sin embargo, gracias a la inmediatez que le brinda Twitter, el artiguense demostró en poco tiempo que es un entrenador que queda por fuera de cualquier tipo de estrategia que intente controlar la imagen y el discurso público del equipo aurinegro

Este jueves, pocas horas después de su tercera derrota en cuatro partidos en el Intermedio, publicó de nuevo un mensaje dirigido a la hinchada de Twitter, donde tiene 24 mil seguidores. Otra demostración de que parece no importarle o no ser del todo consciente de que, en el cargo que ocupa, su voz puede sonar como la voz de Peñarol. Poco parece haber calado el pedido de su amigo, el presidente Jorge Barrera, de que dejara quietas las redes sociales por un rato.

Otro tuit de Saralegui alusivo a Nacional.
Otro tuit de Saralegui alusivo a Nacional.

No hay que tener demasiadas luces para entender que los “3 puntos faciles" (sic.) se refieren a Nacional. (Y aunque no fueran alusivos al clásico rival, ¿a qué equipo menosprecia el técnico de Peñarol?). Según el técnico, son cuestiones del folclore del fútbol. Y es cierto que acciones así sirven para entretener a parte de la tribuna. Pero distraen de lo que importa: que Peñarol está inmerso en una crisis deportiva e institucional de la que le urge salir si pretende volver a estar a la altura de su historia.

Más allá del currículum indiscutible de Saralegui como jugador aurinegro y de los resultados obtenidos como entrenador de los mirasoles en otras etapas, la pregunta hoy es si Peñarol quiere ser dirigido por un técnico que produce más memes que goles de sus delanteros. Si quiere ser un club encabezado por un entrenador que no logra que su equipo hilvane dos jugadas seguidas pero genera hilos eternos de respuestas de fanáticos virtuales en Twitter. ¿Esto es Peñarol?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados