UNIVERSITARIO DE PERÚ

Dos Santos: se puede venir el "Jona" incaico

El delantero la rompió en Universitario, la hinchada lo adora y los medios peruanos aseguran que lo quiere nacionalizar Gareca; mientras tanto él se hace su casa en Salto.

jona
El goleador Jonathan Dos Santos aprovecha el parate por el coronavirus para hacerse la casa en su Salto natal, con la ayuda de su suegro que es oficial albañil.

Jonathan Dos Santos llegó a Universitario de Perú a principios de este año. Jugó solamente seis partidos en el torneo Apertura incaico, y cuatro por la Libertadores, pero le alcanzaron para meterse en el corazón de los más de nueve millones de hinchas que tiene la U. Y también para que el técnico de la selección peruana, Ricardo Gareca, pusiera sus ojos en él con la intención de nacionalizarlo. Al menos eso es lo que se maneja en la prensa peruana.

Lejos de todo eso, Jonathan se encuentra en su Salto natal, donde se está haciendo su casa con la gran ayuda de su suegro que trabaja en la construcción. “Aprovechando que estoy acá, y que tengo a mi suegro que es oficial albañil”, contó sobre el terreno que compró en el barrio Salto nuevo.

“Yo me vine con Gregorio (Pérez) en el mismo vuelo. Apenas nos dieron libre, que en principio fue por diez días, cuando se suspendió el torneo. Me tomé el primer vuelo que salía para Uruguay y lo hice a tiempo porque a los dos días cerraron las fronteras y ya no se podía salir ni entrar más”, relató el delantero. Los otros dos uruguayos del equipo, también reclutados por Gregorio, Luis Urruti y Federico Alonso, se quedaron en Lima y regresarán en los próximos días. “Pero ya estuvieron un mes y medio allá en cerrados sin poder hacer nada”.

El salteño reconoció que no imaginaba que le iba a ir tan bien en Universitario, al menos en tan corto tiempo. Anotó seis goles, cuatro en el torneo local y dos en la Copa Libertadores. “La verdad que no lo imaginaba, aunque obviamente uno trabaja para eso. Me salió todo redondo, lástima este parate porque venía muy bien”, aseguró.

Dos santos
El delantero uruguayo Jonathan Dos Santos celebrando uno de sus goles en Universitario.

El último partido que se jugó antes de la suspensión fue el clásico frente a Alianza Lima, donde el equipo dirigido por Gregorio Pérez venció 2 a 0. Y el segundo gol, anotado en los descuentos, fue de Dos Santos. “Creo que ese fue el gol más importante, porque el clásico marca mucho a un jugador”, afirmó el artillero que llegó a Universitario de la mano de Gregorio y con las credenciales que le otorgaban los 13 goles que marcó en la temporada pasada en Cerro Largo.

“Gregorio me llamó cuando terminó el Campeonato Uruguayo, al otro día, diciéndome que había agarrado Universitario y que quería contar conmigo. Gracias a Dios llegaron a un acuerdo entre Cerro Largo y la U. A Gregorio no lo conocía personalmente, aunque una vez ya me había querido llevar a otro equipo. Tenía referencias suyas, pero me sorprendió aún más. Es una excelente persona y como profesional también. Es excelente en los dos aspectos”.

Más adelante se refirió a las diferencias que encontró entre el fútbol uruguayo y el incaico. “El fútbol nuestro es mucho más friccionado. El fútbol peruano es un poco más lento y con más espacios. Y siendo delantero eso me favorece. Más teniendo buen plantel como tenemos en Universitario”, contó quien vive con su familia en el barrio limeño de Miraflores. “Según dicen es el mejor barrio. Es muy tranquilo, sobre todo para la familia”, dijo refiriéndose a su esposa Estefany y sus hijos Agustín de 12 años y Johan de tres. “El chiquito no entiende mucho todavía y Agustín gracias a Dios no tiene problemas para adaptarse. Aunque ahora en Salto está loco de la vida porque tiene a la familia y a sus amigos. Él no se quiere ir”, añadió sobre el mayor,que también es delantero.

BLANQUIROJA. Aclarados los tantos sobre su préstamo entre las nuevas autoridades de Universitario y Cerro Largo, Jonathan seguirá en el club cuando la actividad se reanude y se quedará hasta fin de año tal cual indica su contrato. El futbolista está enterado de lo que dicen los medios peruanos sobre la intención de Ricardo Gareca de nacionalizarlo, porque varios de ellos llamaron a su representante, Rafael Monge, para consultarlo sobre el asunto.

“Oficialmente, todavía no me han dicho nada. Sé que lo dice la prensa y que la gente también quiere que me nacionalice. Es algo que me sorprendió bastante porque llevo muy poco tiempo en Universitario, pero es un club muy grande, el más grande de Perú y tiene muchos hinchas. Creo que le caí muy bien a la gente, y no sólo a los hinchas de la U. Y por eso piden que juegue en la selección”.

De niño Jonathan tenía tres sueños: poder ser un futbolista profesional, jugar en la selección uruguaya y en uno de los dos equipos grandes. De todas maneras, de concretarse la intención de Gareca, aceptaría nacionalizarse peruano.

“En este momento lo haría sí. Obvio que lo que más me gustaría sería jugar para mi selección, pero tengo claro que es muy difícil con la cantidad de buenos delanteros que tenemos. Soy consciente también que llegar a la selección lleva un proceso. Que el maestro Tabárez maneja un proceso y es respetable. Por eso pienso que si me quieren nacionalizar para que juegue en la selección peruana, lo haría. Si no puede ser en la selección de mi país, que sea en la de Perú”, explicó.

Jugar en uno de los grandes de Uruguay es otra de las grandes ilusiones del goleador. Tanto que si su representante le ofrece un gran contrato para irse a México o quedarse y jugar en Nacional o en Peñarol, ni lo duda. “Me quedo con el grande, sí. Sería un sueño cumplido para mí jugar en cualquiera de los dos”, manifestó quien sabe que su experiencia en un grande como Universitario puede ser una gran preparación para él.

“Voy a crecer mucho en la U, la presión es muy grande, porque es un club que tiene nueve millones de hinchas. Es una presión muy grande, pero muy linda al mismo tiempo. Jugar en un grande con tanta gente respaldando es una gran motivación. Gracias a Dios la camiseta no me quedó grande, he intentado retribuir en la cancha el gran respaldo que me ha dado la gente de Universitario”, culminó antes de regresar a sus tareas en la construcción de su casa. Algo que no le es ajeno, dado que cuando jugaba en Salto Uruguay y aún no había cumplido los 16 años pero ya venía su hijo mayor en camino, trabajó dos años en la construcción. “Yo me quería hacer la casa de cero, estoy muy contento”.

opinión

Gregorio: "aún puede dar un gran salto"

"Mi interés por Jonathan Dos Santos no arrancó ahora en Universitario, hace unos años cuando estuve reunido con el presidente del Tolima en Montevideo, ya habíamos hablado de él. Aunque al final no se concretó.
Cuando comencé a hablar con la gente de Universitario y a interiorizarme del tema, vi las carencias que tenia el equipo en la parte ofensiva.
Siempre me gustó Jonathan porque es un futbolista con mucha entrega, con buen juego aéreo, es potente y muy solidario. Tiene las características que a mí me gustan en un número nueve.
Y aunque en Uruguay, en el torneo Clausura pasado hubo varios delanteros que se destacaron haciendo goles, pensé en él. Le vi hacer muy buenos partidos en Cerro Largo. También me asesoré sobre otros aspectos de su carrera y es un muchacho de familia, muy humilde y un gran profesional. Y todo eso me convenció más de lo que ya estaba.
Y no me equivoqué porque su respuesta en Universitario fue espectacular. Enseguida se metió en el grupo y tiene un gran reconocimiento y respaldo de parte de la hinchada. Los hinchas lo adoran a pesar del poco tiempo que lleva en el club. Pero su forma de jugar está relacionada con la idiosincracia de Universitario, que históricamente está identificado por esa entrega.
Está en una edad ideal y aún puede pegar un salto a cualquier otra liga. No va a defraudar". 

Foto: Fernando Ponzetto
Gregorio Pérez. Foto: Fernando Ponzetto
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/