INGLATERRA

Un sándwich que cayó mal

Wayne Shaw comió y afronta un gran problema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wayne Shaw comiendo un sándwich en pleno partido ante Arsenal. Foto: Reuters

La imagen dio vuelta el mundo en cuestión de horas. Podría haber pasado en un partido amateur que igualmente podría haber sido viral, pero no lo fue. Fue por la FA Cup de Inglaterra y tuvo al Arsenal como uno de los protagonistas.

Los dirigidos por Arsene Wenger debieron enfrentar al Sutton, un equipo de la Quinta División, en los octavos de final. El partido fue por demás pintoresco dado que, por la magnitud del rival, los miembros del Sutton se lo tomaron de una forma distinta. Los hinchas recibieron a los del Arsenal como celebridades, pidieron fotos e incluso invadieron el campo durante el juego.

Los ojos también estaban posados en Wayne Shaw, arquero suplente del equipo local. A sus 46 años, el arquero era una especie de celebridad dado que pesa más de cien kilos.

Las cámaras se dedicaron a filmarlo en el banco de suplentes durante el encuentro y no fallaron. El arquero dio que hablar durante todo el juego.

En el entretiempo, mientras todos los suplentes calentaban, se fue a la cantina del club para tomar algo junto a los hinchas. Pero las sorpresas no terminaron ahí sino que crecieron cuando comenzó el complemento.

El arquero, como un espectador más, sacó un sándwich de un envoltorio y se puso a comer mientras miraba el juego.

La imagen llamó la atención de todos y la mayoría lo tomó como una broma, salvo la Federación Inglesa.

La institución que regula el fútbol inglés inició una investigación cuando descubrió que una casa de apuestas pagaba 8 libras por cada una apostada si el arquero comía durante el juego. En el reglamento está prohibido que los jugadores realicen acciones para influir en apuestas y puede ser penado.

Shaw asegura que no lo hizo con mala intención pero aceptó su error y presentó su renuncia como arquero del Sutton. Desde el club no dudaron en aceptarla: "Wayne se ha convertido estos días en una celebridad y no ha dejado al club en buen lugar" , afirmó el manager y entrenador, Paul Doswell, que sentenció: "Es un final triste a una historia que era preciosa".

DEFENSA

Lo hizo como una broma.

"Los compañeros del equipo me lo comentaron y yo pensé, que ya que íbamos perdiendo dos a cero, podía hacer la broma porque además no había comido nada en todo el día y no sabía cuándo iba a poder comer algo después del partido", se defendió Shaw cuando fue consultado por su acción en el partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados