DESDE EL ARCO

Tiene un solo salvavidas

JOSÉ MASTANDREA

JOSÉ MASTANDREA

Los resultados mandan. No hay vuelta de hoja. Aquí y en cualquier parte del mundo y más si se trata de un club grande. La eliminación de Peñarol de la Copa Sudamericana (vapuleado en el propio Campeón del Siglo 4-1) tuvo su primera víctima: el director deportivo Gonzalo De los Santos. Hubo un comunicado tras la decisión del presidente Jorge Barrera, pero no se dieron a conocer los motivos.

El golpe fue durisimo para los aurinegros. Al igual que en la Libertadores, estuvieron lejos de la competencia. Ahora: ¿Gonzalo De los Santos es el único culpable del pobre presente deportivo de Peñarol o es una multicausa? ¿Hay algo más detrás del cese? Respuestas que sólo quienes están en “la mesa chica” del club podrán responder.

Peñarol, actual Campeón Uruguayo, ha tenido un primer semestre nefasto. Perdió el Torneo Apertrura, no pudo llegar a la final del Intermedio, quedó relegado (a siete puntos) en la Anual y el único salvavidas que le queda es poder ganar el Clausura para meterse en la definición del Uruguayo. Poca cosa para el plantel que tiene, más allá de las bajas y de las lesiones que ha sufrido en los últimos meses.

El “Gaucho” De los Santos pagó los platos rotos en un Peñarol sin rumbo en lo deportivo, que todavía está en proceso de armado con Diego López y tiene que salir a jugar en Belvedere el partido más importante del año. Y sí. El choque ante Liverpool cobró una dimensión enorme por todo lo que encierra en el oscuro panorama de los aurinegros, que ya no pueden perder más puntos en el único salvavidas que le queda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)