PEÑAROL

Salió ileso de una brava

Rojo hizo su debut, en un lugar donde la vara está alta, y aprobó.

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Ariel Colmegna.

Tras tres meses sin fútbol, Rodrigo Rojo hizo su estreno en Peñarol ante Boston River en un puesto donde la vara está muy alta, porque Lucas Hernández se adueñó de ese lugar hace más de un año y es una pieza claves en este equipo: marca, sube y ejecuta las pelotas paradas.

“Era una de las chances que teníamos de darle fútbol. Respondió de la manera que sabíamos que iba a responder y se fue acoplando bien con los compañeros a pesar de que era el primer partido”, dijo Leonardo Ramos.

Rojo no descolló ni mucho menos, pero cumplió una aceptable tarea. Fue de menos a más. Se abocó en primera instancia a cubrir su sector y después sí, ya con confianza, se animó a largarse al ataque.

El jueves, en el debut internacional ante The Strongest en La Paz, volverá a estar desde el vamos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)