COPA LIBERTADORES

Sale sin el "tiki-tiki": en Rosario, continúa la nueva versión

El River de "JR" es uno en la Libertadores y otro en el Clausura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
River Plate. Foto: EFE

River, el viejo y querido River de "JR", ese que asomó con el famoso "tiki-tiki", el que sorprendió a todos por su fútbol de toque, pulido, y vertiginoso, parece haberse quedado sólo para jugar el Torneo Clausura.

En la Copa, tal como se vio en las cuatro presentaciones del equipo darsenero, es otro. Tiene poco y nada del "tiki-tiki" de Juan Ramón, pero es un conjunto compacto, fuerte, solidario, que sabe lo que quiere dentro de la cancha, que da pelea, y que le juega a los más encumbrados del continente.

Primero eliminó a la poderosa "U" de Chile. Fue en los duelos de la fase inicial de la Copa. Lo derrotó en Maldonado y después sacó un heroico empate en Santiago, ya mostrando otra cara, la versión copera de los darseneros, con dos laterales altos, fuertes, y con escasa subida, como lo son "Killy" González y Agustín Alé, zagueros devenidos en laterales para jugar la Libertadores. Con ellos en los costados, más la presencia de Flores y Ronaldo en la zaga, conformó una defensa dura, muy difícil de doblegar, y con un notable juego aéreo.

Esa es parte de la mutación de River que hoy tendrá una dura prueba de fuego ante Central en Rosario, Pero no es toda.

"JR" apeló a algunas variantes también en el medio y en la ofensiva. Junto a Ángel Rodríguez (hoy estará ausente) colocó volantes con marca, y proyección, pero que le dan más aire a Rodríguez, un todo-terreno fantástico que parece calzar a la perfección en el nuevo River, el de la Copa.

Después de la "U", fue el turno de Palmeiras. Y otra vez el darsenero salió a jugarse la ropa con otra postura. Remontó dos veces el marcador en su debut en el Grupo 2 (perdía 1-0 y 2-1) y terminó igualando en dos goles por bando.

Fue una muestra de carácter, de personalidad, y también de experiencia.

La última muestra la dio en el Parque ante Nacional. No hubo "tiki-tiki", pero sí mucha marca y dientes apretados.

La mutación quedaba confirmada con el empate a cero. En la Copa, no hay "tiki-tiki". Hoy saldrá la otra versión.

Copa...

El River copero tiene más jugadores de peso y experiencia que el del Clausura.

Mantiene la misma figura táctica: 4-3-3 pero con una conformación diferente en el fondo: juega con cuatro zagueros de gran estatura y no apuesta a lateral con subida permanente. Tiene altura y experiencia.

En el medio le da más apoyo (y oxígeno) a Ángel Rodríguez, el volante de central que tiene "JR" en el equipo. Lo rodea con Bruno Montelongo y Matías Jones, dos volantes con ida y vuelta. Hoy, sin Rodríguez, forma otro equipo.

En el ataque mantiene a tres hombres de punta, pero con una diferencia: apuesta a Sebastián Ribas, un delantero centro con peso en el área.

El River de la Copa mantiene rasgos del equipo que juega el Clausura. Pero si tiene que demorar el juego lo demora. Es más de "hacha y tiza", y muestra personalidad.

... Y clausura.

Cambia en su estructura, y en la conformación de la oncena, pero no varía el sistema táctico. Sigue con un 4-3-3 en su figura.

El River del Clausura tiene a dos laterales con mayor proyección. Tanto Claudio Herrera por derecha como Diego Rodríguez por izquierda.

El equipo que juega el torneo local tiene más explosión, más velocidad. De hecho, con Gorriarán en el mediocampo, adquiere otra dinámica y también más llegada por los costados. Es un socio idel para Michael Santos en la ofensiva.

En vez de la fuerza y el pivoteo de Sebastián Ribas, apuesta a la velocidad del colombiano Taján.

Sale del fondo con la pelota al pie, intentando jugarla desde la última zona. No es como el equipo de Copa que "la saca" como puede cuando "las papas queman". Es el "tiki-tiki" puro.

Una sensible baja.

Carrasco no podrá contar con el aporte de Ángel Rodríguez en el mediocampo. Una baja importante.

Pinola es albiceleste.

Las buenas actuaciones de Javier Pinola en la zaga de Central lo llevaron a la selección albiceleste. Pesa.

Schiappacasse sentido.

Nicolás Schiapaccasse se torció un tobillo en el útltimo ensayo, pero saltará a la cancha sin problemas.

Larrondo, espera.

Marcelo Larrondo no integrará el once titular de Central. Estará en el banco, “por si las moscas”. Clave.

SE COPA RIVER.

Es un viaje de arena gruesa.

River se fue en bus a Rosario. A pedido de "JR" con consentimiento de los jugadores. Tuvo un viaje placentero, de largo aliento, pero con el grupo más firme que nunca.

Esta tarde noche empezará a recorrer otro camino, el de la cancha, con uno de esos viajes de "arena gruesa", de carga pesada, ante uno de los rivales más duros que tiene este Grupo 2 de la Copa Libertadores. Pero el darsnero lo toma como viene, con la misma soltura que enfrentó al Palmeiras en el Campus, y a Nacional en el Parque Central. Es que este River no tiene nada que perder y sí mucho que ganar, porque sigue haciendo camino al andar en un torneo al que llegó después de sortear la primera fase y nadie daba nada por el darsenero. Hoy ya se lo mira de otra manera. Está invicto, y no es un detalle menor, después de medirse a los brasileños y a Nacional, uno de los grandes del fútbol uruguayo. La parada no será sencilla, pero con "JR" en la línea de cal, todo puede ser posible, aún en "un viaje de arena gruesa".

Ronaldo.

El zaguero brasileño se ha transformado en uno de los pilares de este River que defiende con uñas y dientes en casda presentación copera. Ha tendio grandes actuaciones en el plano local e internacional.

Sebastián Sosa.

El arquero uruguayo custodia el arco de Central en los partidos de la Libertadores, y lo ha hecho de buena manera. Contra Nacional, por ejemplo, tuvo una lucida performance. Hoy se las verá ante los delanteros veloces de River.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)