DOCUMENTAL

Sadio Mané, la estrella que tuvo que escaparse de su familia

La increíble historia del futbolista de Senegal y del Liverpoo FC es contada en un documental que va desde sus orígenes hasta el éxito en la Champions League.

Sadio Mané, una estrella del fútbol mundial
Sadio Mané, una estrella del fútbol mundial.

"Made in Senegal". Ese es el documental sobre la vida de la estrella del Liverpool FC, Sadio Mané, que revela que el camino hacia la cima del fútbol mundial no ha sido sencillo, porque cuando creció en el pequeño pueblo de Bambali, su familia nunca quiso que persiguiera su talento emergente como futbolista.

Made in Senegal ofrece una mirada íntima de uno de los jugadores más excepcionales de la actualidad. El documental va desde sus humildes comienzos en la pequeña aldea del sur de Senegal hasta llegar a la máxima categoría del fútbol y conseguir la Champions League con el Liverpool FC.

En ella, el propio Mané, conocido en su país como Ballonbuwa (el mago de la pelota), sabía que tendría que abandonar la aldea para perseguir su sueño, pero también sabía que significaría desafiar a su familia.

"No había forma de que me dejarán ir", dijo Mané. "Así que un día pensé que era hora, y hablé con un chico del pueblo. Él dijo: 'Tengo un amigo en Dakar con un equipo allí'. Al escuchar ese nombre, Dakar, que es la capital de Senegal, pensé, 'por supuesto que será genial para mí. Es mi sueño, aprovecharé la oportunidad'".

El afiche promocional del documental de Sadio Mané
El afiche promocional del documental de Sadio Mané. 

Mané mantuvo su plan en secreto, confiando solo en su mejor amigo Luc Djiboune sobre su intención de huir y probar suerte, y un día a las 6 de la mañana salió de su casa sin decir una palabra para hacer el largo viaje en autobús a Dakar.

Estaba entrenando con el equipo y se quedaba en una casa que su amigo en el pueblo había arreglado, pero en Bambali a su amigo Luc lo presionaban para que dijera dónde estaba. El propio Luc cuenta en el documental: "La gente decía: 'Si no hablas, te vamos a golpear'. Y pensé: 'Puedes golpearme pero no estoy hablando'".

Después de dos semanas de búsqueda, la familia de Mané lo encontró y lo llevaron de regreso a Bambali. Eso fue "el peor día de mi vida", dijo el futbolista y aceptó que sentía "odio" por su familia en ese momento.

Pero dio un ultimátum: "Les dije 'regreso a la aldea con la condición de que solo tenga un año más de escuela. Eso es todo'. Y respetaron mi decisión. Después del final del año escolar, decidieron encontrarme un lugar para jugar porque dije: 'Se acabó ahora. Ahora es fútbol, ​​fútbol'".

Mané regresó a Dakar para participar en los ensayos de la Generation Foot Academy, que vio como una oportunidad de oro para asegurarse un cambio a un club europeo y convertirse en futbolista. Allí  fue visto por Olivier Perrin, un cazatalentos del equipo francés FC Metz, quien dijo que Mané le pareció un futbolista de "videojuego" y lo llevó a Europa por primera vez.

Una lesión temprana dejó a Mané temiendo que su carrera hubiera terminado antes de comenzar, pero los traslados a Red Bull Salzburg y Southampton siguieron antes de que apareciera Jürgen Klopp.

"Recuerdo mi primer encuentro con Sadio", dijo Klopp. "Fue en Dortmund. Había un chico muy joven sentado allí, su gorra de béisbol estaba torcida. Parecía un rapero recién comenzando. Pensé 'No tengo tiempo para esto'. Me equivoqué".

Fue una actuación contra el Liverpool de Klopp lo que finalmente pudo haber convencido al técnico de hacer el movimiento, cuando Mané entró en el segundo tiempo para Southampton con un 2-0 abajo para cambiar el juego y anotar dos veces.

"Yo era un jugador insignificante que acababa de dar una gran actuación", dijo Mané

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados