FALLECIÓ HOY

Sabella trabajó en la Selección uruguaya en los tiempos del controvertido Passarella

Los entrenadores buscaron jerarquizar al equipo pero se fueron antes de terminar su trabajo

Alejandro Sabella
Alajandro Sabella cuando dirigió a la selección argentina en el Estadio Centenario (2013)

La muerte del exjugador y entrenador argentino Alejandro Sabella, ocurrida ayer, también representa un luto para el fútbol uruguayo, pues fue ayudante técnico de la Selección entre 1999 y 2001, cuando el técnico era su compatriota Daniel Passarella.

En aquel momento, Sabella estaba iniciando su carrera como director técnico. Colaboró con Passarella desde que este asumió como conductor del seleccionado argentino en 1994 y cuando la AUF, por consejo del empresario Paco Casal, contrató a su jefe buscando un profesional de prestigio y sobre todo fuerte personalidad, Sabella -que había jugado con él en River Plate entre 1974 y 1978- lo acompañó.

La forma en que Passarella llegó a la Celeste, así como su origen extranjero, provocaron polémica en su momento. El cuerpo técnico buscó jerarquizar la Selección, obtuvo resultados aceptables y estaba en carrera para clasificarse al Mundial Corea-Japón 2002, pero el técnico renunció a principios de 2001 y antes de culminar su contrato, cansado de los problemas que se generaban alrededor del seleccionado. Y con él se marchó Sabella.

Mediocampista zurdo y habilidoso en sus tiempos de futbolista, Sabella jugó en River, Shieffield United y Leeds en Inglaterra, Estudiantes de La Plata y Ferro Carril Oeste. En 2009 se separó de Pasarella para asumir la dirección técnica de Estudiantes. Y ese mismo año ganó la Copa Libertadores y estuvo a punto de vencer a Barcelona en la final del Mundial de clubes.

En 2011 fue designado técnico de la selección argentina, luego del fracaso albiceleste en la Copa América 2011. Y la llevó a la final del Mundial 2014 en Brasil, tras destacada campaña. Fue reconocido como un entrenador serio, trabajador

Afectado hacía tiempo por diversas dolencias, que incluso lo llevaron a dejar la profesión tras aquel Mundial, se sintió mal el día del velatorio de Diego Maradona, el 26 de noviembre. Fue internado y su situación se complicó con un virus intrahospitalario. No pudo recuperarse. Tenía 66 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error