CERRO

El sábado paralelo de Maureen Franco y Paul Pogba

El duraznense dio vuelta el partido para el albiceleste y el francés hizo lo mismo en el Manchester United.

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

Un partido se jugó en el estadio Tróccoli en el Cerro de Montevideo. Y el otro en el Etihad Stadium de Manchester, Inglaterra. Ambos se disputaron el sábado pasado y a pesar de la distancia entre un escenario y el otro, y de las enormes diferencias entre el Apertura uruguayo y la Premier, tienen puntos en común.

En el Tróccoli, Cerro se fue al descanso perdiendo por dos goles y siendo superado ampliamente por Danubio. En el Etihad Stadium, el City se iba al entretiempo venciendo por 2 a 0 y con un Guardiola convencido que al final festejarían el título frente a su vecino y máximo rival, el United.

Pero ni Pablo Peirano (técnico de Danubio contaba con Maureen Franco), ni “Pep” con Paul Pogba. El duraznense y el francés anotaron dos goles cada uno y dieron vuelta sus respectivos partidos. Cerro y Manchester United vencieron 3 a 2.

Pogba anotó sus goles a los 53’ y a los 55’ y empató el partido. Y Chris Smalling marcó el de la victoria a los 69’. El francés le aguó así el festejo a los “citizens”.

Lo de Maureen fue aún más importante, siempre guardando las distancias, porque no sólo hizo dos goles, sino que también dio la asistencia para el descuento que anotó Leandro Paiva tres minutos después de su ingreso para jugar el segundo tiempo. Luego marcó un golazo de tiro libre a los 78’ y le dio la victoria a Cerro cuando el partido agonizaba al rematar un penal que pareció fabricar.

Franco tiene 34 años, Pogba 25; el uruguayo es delantero y el francés volante. El francés defendió dos camisetas en su carrera: la de Manchester United y la de Juventus. Maureen, por su parte, vistió 13 desde que debutó en la Primera División de Nacional en 2003. Y obviamente es imposible comparar el dinero que gana uno en el United y el otro en Cerro. Sin embargo, en la misma tarde y dentro de una cancha de fútbol vivieron historias semejantes.

“Sabía que el Manchester United había dado vuelta el partido. Fue algo parecido sí, pura casualidad que en el mismo día él también diera vuelta el partido. Pero creo que Pogba debe ganar un poquito más que yo. Je”, le dijo Maureen a Ovación. “Yo estoy muy satisfecho de haber podido ayudar a que se diera vuelta el partido. Estoy disfrutando”, agregó quien festejó sus goles señalando el número 11 que lleva en la espalda. “Es el número que usé siempre en mi carrera”.

Y pasó a explicar lo del penal. “He escuchado en varios programas que dicen que no me pegó. Si no me hubiera pegado me quedaba pronta para la zurda. Yo cuando enganché dejé la pierna para que me pegara sí, pero sentí el contacto. Si no hubiera seguido y pateado al arco. Es verdad que me reía cuando estaba en el suelo, pero por la situación que se daba en el partido. Por la posibilidad de ganarlo en la hora. Por eso. Además, Oscar Rojas lo vio de frente y estaba a dos metros. Yo lo miré enseguida y lo cobró”.

Antes había anotado un golazo de tiro libre, que de no ser por el de Canobbio hubiera sido el mejor de la fecha. “El arquero no pudo ver la pelota porque le puse unos cuantos en la barrera. Con la ayuda de mis compañeros, solo tuve que colocarla”.

Maureen está convencido que la cabeza es fundamental, mucho más que lo físico. “Lo psicológico influyó. Entramos mentalizados a jugar en el campo de ellos y agarrar la segundas pelotas. Por suerte dimos vuelta, en casa, un partido increíble”.

Su pareja juega de número 5 ¡en Danubio femenino!

Maureen está en pareja con Magui hace tres años y medio. No se conocieron por el fútbol, pero la pelota es un tema recurrente en la pareja dado que ella también juega. Es más, tras dar vuelta el partido el sábado, el delantero aprovechó el domingo libre para ir a verla jugar. Lo hace como número 5 en el equipo femenino de Danubio, ¡justo en Danubio! Y con Magui en la cancha las de la franja vencieron 2 a 0 a Udelar. “Cuando la conocí y me dijo que jugaba al fútbol me puse contento. Es muy buena y también juega al fútbol sala. Con Magui conversamos mucho de fútbol. Y eso me ayuda bastante”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º