SELECCIÓN

Ruta conocida: la Celeste se pone en marcha

Mientras esperan a Tabárez avanzan por la senda marcada

Foto: EFE
Foto: EFE

No será en el estadio Centenario. Ni siquiera estará Óscar Tabárez, pero no hay, es bien claro, sorpresas que alteren la ruta que se venía transitando, por más que llama la atención que una lista de la Selección uruguaya no incluya a Edinson Cavani o que por estos tiempos también falte Maximiliano Gómez (pero ambas están bien justificadas). Aunque se genere con un marco especial, que al frente del grupo aparezca Fabián Coito, queda claro que comienza un nuevo ciclo de la Celeste bien emparentado con el que acumula ya gran historia.

Este ciclo tiene como objetivos primordiales la Copa América de 2019 y llegar al Mundial de Qatar 2022. Y todos saben que aquí hay una idea consolidada. Que se respeta desde las selecciones juveniles. El modelo y la vieja guardia está. Es todo lo que alumbró un recorrido distinto desde 2006 en adelante.

Eso sí, no deja de ser curioso que todo esto que ocurre en los inicios de otra etapa post Copa del Mundo, Uruguay ya está muy acostumbrado a vivirlo, porque ya pasó que a Tabárez no se le renovara el vínculo rápidamente o que el técnico por razones personales -la recuperación de una intervención quirúrgica- recién asumiera el control del proyecto que empezó a liderar en 2006 con el nuevo ciclo ya comenzado.

Es interesante, además, que aquí entre este mar embravecido por la intervención de la FIFA, con olas creadas por fuerzas políticas, clubistas y de los ahora llamados grupos de interés, nadie discuta que este paso de Coito para afrontar el partido de la fecha FIFA ante México en Houston sea nada más que una circunstancia eventual. Nadie pone un reparo. Ni lo que están ni los que se fueron o están por irse, ni los que querían subirse al sillón presidencial que Tabárez va a seguir liderando a la Selección.

Lo que viene es nada más que un hecho puntual. Cumplir con un calendario que al final terminó cayéndole mal a la AUF, porque explotó una bomba atómica en la AUF y porque a Edgar Welker y sus compañeros no los dejaron cerrar lo que parecía bien sencillo de hacer por los números que las propias autoridades salientes exhibieron a los clubes.

Comenzar sin el arquitecto de la obra, entonces, no es inusual. Lo que sí es extraño es que no se hable de un nuevo “fichaje” de DT en un fútbol acostumbrado a moverle el piso a todo el mundo.

Y la sorpresa es aún mayor cuando se comprueba que tras el Mundial -incluso en medio del mismo- muchas Federaciones o Asociaciones fueron tomando determinaciones drásticas. Cambiando técnicos por malos resultados o perdiéndolos por diversos factores.

Uruguay se meterá, cuando Tabárez renueve el vínculo, en el selecto grupo de los países que tienen a sus selecciones bien organizadas. Con trabajos serios y responsables.

Un simple repaso de aquellas 32 selecciones que compitieron en Rusia 2018 permite comprobar que Francia retuvo a Didier Deschamps, que Croacia se quedó con Zlatko Dalic, que Bélgica no alteró el plan que inició con Roberto Martínez, que Brasil sigue creyendo en Tite o que Inglaterra ni de casualidad rompe su apuesta por el gran líder que demostró ser Gareth Soutghate.

Y hay más. Porque Alemania pudo frenar la trayectoria de Joachim Löw después del decepcionante Mundial de la “Die Mannschaft”, sin embargo lo mantuvo al frente para que llegue a Qatar con 16 años de conducción del equipo nacional. Tampoco a Portugal, que fuera eliminada por Uruguay en la Copa del Mundo, se le ocurrió que debía alterar la estructura de trabajo de Fernando Santos.

Estar en ese grupo de los que sostienen una idea tiene un enorme valor. Ahí también se ubican Perú con Ricardo Gareca, Suiza con Vladimi Petkovic y Dinamarca con el noruego Åge Hareide.

Ahora, entonces, en vez de mirar a otros países con admiración, aunque se considere que Uruguay tiene que mejorar su producción futbolística, aunque se sostenga con firmeza -parece propicio que así se cumpla- que Tabárez tiene la obligación de empezar a encontrar un entrenador que herede su lugar (por la edad que tiene, por los problemas físicos que le aquejan) es admirable que en Uruguay se hayan convertido en entusiastas defensores del respeto a un proceso de trabajo.

Llega a límites tan increíbles que ponen a Tabárez a las puertas de más registros históricos. Ya ha tumbado un montón de marcas y hasta consiguió números que le permiten liderar estadísticas mundiales. Alcanza con recordar que en Rusia 2018 fue el entrenador más longevo en dirigir en unos octavos de final de una Copa del Mundo.

Quién iba a poder imaginar que aquel 8 de marzo de 2006, cuando asumió por segunda vez la conducción de la Selección uruguaya se iba a generar una relación tan importante entre este DT y la Celeste.

COLOMBIA

Los cafeteros no tienen entrenador

La selección de fútbol de Colombia ya no tiene director técnico. El contrato del argentino José Pekerman venció el pasado 31 de agosto y no aparece la luz verde para una posible renovación. La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) indicó sus deseos de renovar al entrenador argentino y a su cuerpo técnico, que asumieron las riendas de la tricolor hace seis años. El nuevo comité ejecutivo de la FCF anunció en un comunicado su interés en la “continuidad” de Pekerman y lo convocó “a una reunión, para escuchar del entrenador, como cabeza de su cuerpo técnico, los planes para el futuro próximo”. Pero el entrenador no se ha pronunciado y, además, según medios argentinos estaría bastante lejos de arreglar por diferencias económicas.

Selecciones con cambios.

México. Con el “Tuca” Ferretti.

El colombiano Juan Carlos Osario dejó de ser el DT de México. Ricardo “Tuca” Ferretti la dirigirá de manera interina durante las próximas fechas FIFA. Esta será la segunda etapa del “Tuca” al frente del representativo mexicano. Su primer interinato fue en 2015. México será rival de Uruguay el 7.

Argentina. Con Lionel Scaloni.

En Argentina la transición se pone en marcha con Lionel Scaloni. Agarra el timón que perdió Jorge Sampaoli y comienza con la renovación del plantel, a la espera de la decisión que debe tomar la AFA sobre quién será el nuevo DT. Jugará en EE.UU ante Guatemala el 7 del corriente y Colombia el 11.

Polonia. Brzeczek es el nuevo DT.

Adam Nawalka dejó de ser el DT de Polonia el pasado 30 de julio. La Federación Polaca de Futbol, confirmó al exfutbolista Jerzy Brzeczek como nuevo conductor. l Su contrato durará hasta finales de 2019 y se renovaráautomáticamente si Polonia se clasifica para la Eurocopa de Naciones.

Islandia. Tienen al sueco harén.

El sueco Erik Harén, ex entrenador de Suecia y del Rosenborg noruego se transformó en el nuevo seleccionador de Islandia luego que, tras el Mundial de Rusia, renunciara a su cargo Heimir Hallgrimsson. Hamrén, un de los mejores DT escandinavos, logró un contrato de dos años.

Costa Rica. Otro interinato más.

Los dos amistosos que Costa Rica disputará ante Corea del Sur (7) y Japón (11) en las próxima fecha FIFA tendrán a Ronald González como director técnico interino de los “ticos” porque no se renovó a Óscar Ramírez. Es la tercera vez en su carrera que González asume el cargo de esta forma.

Australia. El DT es Graham Arnold.

Después de perder ante Perú en la Copa del Mundo de Rusia, el holandés Bert van Marwijk, técnico de la selección australiana, anunció su despedida de la Selección de Australia. El nuevo equipo de los Socceroos de Graham Arnold trabajará para competir en la Copa Asiática.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º