Cuentas claras

En Rusia empezaron los cálculos

Los dirigentes de la AUF tuvieron problemas para pagar la cena, pero el sorteo les dejó un buen sabor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sorteo eliminatorias

Ya en la medianoche de San Petersburgo, a pesar de que hubiesen tenido tiempo para pensar en el resultado del sorteo que fijó el calendario para la disputa de las Eliminatorias del Mundial de Rusia, Wilmar Valdez y Alejandro Balbi no llevaron sus análisis y reflexiones al plano de las comparaciones con el orden que tenía la grilla de las anteriores rondas de clasificación jugadas a nivel del fútbol sudamericano.

El presidente de la AUF, por ejemplo, fue derecho al largo plazo, como es el que refiere a las dos últimas fechas de las Eliminatorias, donde Uruguay enfrentará a Venezuela de visitante y a Bolivia en el Centenario: "Hay un par de aspectos que nos dejaron conformes, tomando siempre en cuenta que las Eliminatorias son muy complicadas; por ejemplo, una es que jugar los dos últimos partidos que tendremos que jugar, en el supuesto de que llegaremos a ellos con chance, son frente a rivales accesibles, aunque eso no quiere decir que se les gane de antemano".

El secretario general del Consejo Ejecutivo de la AUF, en cambio, apuntó al futuro inmediato, enfatizando que "la incertidumbre era en torno a ver con quién y cómo íbamos a arrrancar, y en se sentido hay un aspecto que, por lo menos a mi entender, es muy positivo: en tres fechas ya nos sacamos de encima el problema de la altura, porque el primer partido lo jugamos contra Bolivia en La Paz y y el tercero con Ecuador en Quito; es algo importante".

Ni Valdez ni Balbi miraron atrás, pues; si acaso, la única licencia en ese sentido, fue ir al rescate de las sensaciones experimentadas al atardecer de Rusia, antes y durante la ceremonia del sorteo, porque el presidente de la AUF quedó impresionado de "lo estricto de la seguridad", ya que los propios invitados tuvieron que "entrar por un lugar donde nos controlaron los pasaportes en una forma muy minuciosa y, además, nos hicieron pasar por un scanner como los de los aeropuertos"; y el secretario general, por su parte, quedó impactado con "la vista que teníamos desde los ventanales del Palacio (Konstantinovski) hacia la orilla del Mar Báltico", y más concretamente sobre el golfo de Finlandia.

Valdez y Balbi hablaban desde el restaurante "de enfrente al hotel" Radisson Sonya donde se alojaron, mientras Roberto Pastoriza había cruzado a su habitación para comunicarse con Eduardo Belza, gerente deportivo de la AUF, pero ni así tenían tiempo para mirar atrás, pues la cuenta de la cena de los tres estaba muy difícil de quedar cancelada.

"Ciento sesenta y cinco, te dice él...okey, ¡okey!", se oía a Balbi decirle a alguien que era notorio no entendía pues, tras un largo silencio en la comunicación, se escuchó al neutral que volvía a la carga: "Two thousand in my card... the rest is for you, ¿okey? ("Doscientos en mi tarjeta... lo demás es para usted, ¿estamos?")

Tal vez por imperio de las circunstancias, entonces, Valdez y Balbi no enfocaron sus conclusiones ante el espejo de Eliminatorias pasadas, algo que sólo rozaron al hablar del dictamen del azar entorno al repechaje: para el presidente, "si nos tocara ir, esta vez es mejor, el rival será de Oceanía, más accesible, y se define en casa"; mientras el secretario entendió que "salimos favorecidos, yo prefiero jugar con Oceanía o Asia y no con la Concacaf... para mí el sorteo en eso nos hizo una guiñada".

La ceremonia del Palacio Konsantinovski había sido tan sobria como imponente, al extremo de que "sólo sirvieron un cóctel antes de empezar y otro al final", así los dirigentes terminaron cenando en otro lado; y se notaba, a estar por la voz fastiada de Balbi: "¿Doscientos? ¿Cómo es esto? ¡Que lo parió...pedonáme, está bravo con un mozo ruso...¡no entiende un caraj...!"

ahora va a cambiar la estrategia

nEduardo Belza recibió la llamada desde Rusia de Roberto Pastoriza, secretario de selecciones nacionales y asuntos internacionales, pues "ya el lunes y martes me reúno con el cuerpo técnico en el Complejo para ver cuál es la idea sobre la estrategia", sobre todo en cuanto a la logística de los viajes de las Eliminatorias.

El gerente deportivo puso énfasis en la altura, porque "la nueva reglamentación de FIFA dice que los jugadores deben iniciar su viaje a más tardar el lunes siguiente a los partidos de liga, y como los de las Eliminatorias serán jueves y viernes, y lunes y martes, debemos pensar muy bien las cosas, porque hay futbolistas que estarán llegando el martes para jugar el jueves, y en los casos de ir a la altura no se podrá hacer estrategias especiales". Belza precisó que "hace meses venimos trabajando sobre posibles vuelos y en el aspecto logístico, y ahora podemos afinar lo de los charter, que para salir rápido de los lugares de altura es clave".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados