PEÑAROL

Ruglio: “Se presentara quien se presentara, íbamos a mantener la misma línea”

Luego de viajar por España e Italia, donde se perfeccionó en gestión de instituciones deportivas, Ignacio Ruglio habló con Ovación a poco más de un mes para las elecciones que lo pueden transformar en el presidente más joven en la historia de Peñarol.

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.

“Nacho” recordó que en 1958 Gastón Guelfi tomó las riendas del club con apenas 39 años y “terminó siendo el presidente más ganador de la historia con tres Libertadores y dos Intercontinentales incluidas”. El líder de Sentimiento 1891 se refirió al gran porcentaje de jóvenes que arrastra su sector y aseguró que en estos últimos días apuntará a convencer a los socios vitalicios. Además, dijo que no le cambia nada que Jorge Barrera vaya por el oficialismo.

- ¿Qué balance hacés de la campaña electoral?

- Este período lo dividimos en dos partes: en el trabajo para el club que tenemos que hacer inevitablemente, porque fuimos elegidos por los socios para integrar la directiva, y de mitad de año para acá sí en lo que iba a ser un semestre dedicado a una elección histórica. Va a cambiar la conducción que Peñarol tenía desde hace unos años y por eso nos teníamos que preparar como grupo dado que, según los números, tenemos posibilidades de tomar el gobierno del club y queremos estar a la altura. No te pueden elegir un 9 de diciembre y llegar el 10 y pensar qué vas a hacer y quiénes van a trabajar. Nos armamos para saber quiénes van a encabezar en lo político y en lo rentado el área deportiva, el área contable, el área legal ante la AUF para volver a tener el peso político que la institución tuvo a lo largo de los años y mismo en las otras áreas. La gestión del estadio, por ejemplo, es algo que Peñarol tiene el debe. El Departamento de Marketing queremos desarrollarlo mucho más. También vamos a armar un Departamento de Comunicación permanente. Una institución como Peñarol tiene que comunicar mucho más y mucho mejor.

- ¿Qué tanta atención le ponés a las encuestas?

- Nosotros tenemos nuestra encuestadora contratada desde hace un año. Venimos muy bien en la intención de voto, pero eso no quiere decir nada si después en diciembre los socios no ratifican eso. Estamos muy tranquilos y conformes con los resultados que nos están dando.

- A principios de junio dijiste que estabas convencido de que en diciembre les van a dar “un revolcón en las urnas”. ¿Seguís pensando lo mismo?

- Eso fue parte de un contexto en su momento. Era un contexto un poco agitado... Se lo digo siempre a mi grupo: acá no solo se trata de ganar la elección. Si nos llega esa posibilidad, habrá poco para festejar porque en realidad vamos a festejar cuando empecemos a ganar campeonatos. Cuando ganes Uruguayos, clásicos y pelees copas internacionales, vas a estar a la altura de lo que es este club. Ahí sí van a sobrar motivos para festejar.

- Recién hablabas de una elección histórica: ¿crees que la definen los jóvenes?

- Será histórica porque no va a haber un Damiani. Eso no es ni bueno ni malo. De hecho sostengo que la familia Damiani le ha dado mucho al club. Acá no se trata de ver de quiénes son las culpas. Tenemos que ver cómo salimos de este momento en los que los resultados deportivos no nos han acompañado y donde hemos perdido mucho peso político en la AUF, la Conmebol y la FIFA. También será histórica por la cantidad de votantes (unos 22.000), pero yo no sé si necesariamente la van a definir los jóvenes aunque sí van a marcar una parte fuerte. El padrón creció en muchos segmentos de edad.

- Te lo preguntaba porque está como instaurado que “todos los jóvenes van con ‘Nacho’”.

- No creo que todos los jóvenes, pero sí es cierto que en nuestras mediciones con los jóvenes duplicamos al resto de los votantes que tenemos en los otros segmentos. Eso es una alegría, pero también un desafío para ir hacia el votante más grande. Por eso en este último mes quiero dirigirme a los vitalicios. Muchos manifiestan que les generamos simpatía pero al mismo tiempo una interrogante sobre si estaremos preparados. Hay que remontarse a 1958. Nacional venía de un tricampeonato y Guelfi agarró el club con 39 años. Si ves las crónicas de la época, podés observar cómo se lo criticaba por su juventud. Sin embargo, ganó esa elección sin mayoría, y pese a que decían que a un joven se le iba a hacer difícil gobernar sin mayoría, cortó con un quinquenio de Peñarol lo que hubiese sido el cuarto Uruguayo consecutivo de Nacional y terminó siendo el presidente más ganador de la historia con tres Libertadores y dos Intercontinentales incluidas.

- ¿Cómo tomaste la decisión de Favio Debitonto de finalmente no acompañarte como candidato a vicepresidente?

- Va a ir seguro en la lista en los primeros lugares o como primer suplente mío. En mi equipo de trabajo es un pilar fundamental. Por dos cuestiones personales, no puede asumir la responsabilidad. Principalmente en el tiempo y dedicación que yo quiero para un vicepresidente. Yo necesito que esté presente en los temas diarios del club. Por dos temas personales, que surgieron después de haber sido nombrado, no lo va a poder hacer. Yo no mido costos políticos. Él va a ser muy bueno aportando desde su lugar.

- ¿Quién te va a acompañar como vicepresidente?

- Lo vamos a anunciar en estos días, pero te puedo adelantar que es del mismo perfil de Favio. Es una persona muy destacada en lo que hace y de su edad, tomando el consejo que me dieron de hacer un balance con mi juventud. Busqué que tenga tiempo, que sea un peñarolense de ley, que esté bien visto por los demás grupos y que sea de la máxima confianza de ambos grupos: de Sentimiento 1891 y Compromiso y Acción Peñarolense.

- ¿Cuánto cambia el panorama electoral ahora que Jorge Barrera se postuló oficialmente?

-En nuestra estrategia, nada. Nosotros nos trazamos nuestra estrategia en convencer al socio de lo que podemos ser para gobernar al club y no sobre los otros candidatos. Se presentara quien se presentara, íbamos a mantener la misma línea. Obvio que siempre vas mirando quién se presenta en tal u otra lista o qué alianzas hacen.

- ¿Cómo imaginás Peñarol después de Juan Pedro Damiani?

- (Piensa) La imagino, en cierta forma, con un club que necesita de mucha unidad y del trabajo de los mejores de todos los grupos. Una unidad real con personas de todos los sectores trabajando en todas las áreas. La familia Damiani, y Juan Pedro en particular, han hecho cosas muy buenas a lo largo de este tiempo y también cosas que no compartimos y que son las que venimos a mejorar. Quien venga a agarrar la institución, si entiende que hay que pararse sobre lo que se hizo bien y mejorar lo que se hizo mal para dar el salto de calidad, se va a encontrar con que Peñarol va a tener un futuro muy bueno. Peñarol tiene todo para marcar una diferencia grande en Uruguay y volver a competir a nivel internacional.

Objetivo: Siete puntos para un compromiso

Sentimiento 1891 emitió un comunicado dirigido a “compañeros y candidatos” para intentar ponerse de acuerdo en siete puntos. Estos son: eliminar la discriminación por antigüedad para el acceso al voto de los socios Cooperador Interior e Inscripta, establecer el límite máximo de dos períodos de gestión para los presidentes, aprobar y aplicar un Código de Ética y Comportamiento que rija a dirigentes, deportistas y funcionarios, integrar un Consejo de Notables con participación de un representante de cada grupo con representación en la Asamblea, crear la figura del “Defensor del Socio”, asegurar que el Consejo Directivo sesione de manera bimensual en cada departamento y volver a competir en ciclismo, boxeo y básquetbol. “Los clubes que tienen reelecciones indefinidas terminan nadando en un mar de política permanente. Los gobernantes de turno están más preocupados en perpetuarse en el poder que en mejorar la gestión y los resultados diarios del club”, dijo Ruglio.

Comunicado de Sentimiento 1891
Comunicado de Sentimiento 1891
Comunicado de Sentimiento 1891
Comunicado de Sentimiento 1891
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados