FUTURO

Con Ruglio al mando, en Peñarol arma el plantel Bengoechea: ¿qué pasa con el Cebolla?

El nuevo presidente aurinegro anunció que el plantel no lo armará el técnico sino el director deportivo, en este caso el riverense.

Ignacio Ruglio junto a Pablo Bengoechea. Foto: Archivo El País.
Ignacio Ruglio junto a Pablo Bengoechea. Foto: Archivo El País.

El flamante presidente de Peñarol, Ignacio Ruglio, ya puso manos a la obra pensando en lo que será su nuevo rol dentro de la institución aurinegra en la que asumirá el sillón presidencial el próximo 16 de diciembre.

Está claro que son muchos los aspectos en los que buscará enfocarse el presidente electo mirasol, pero lo que históricamente preocupa al hincha, y por ende también a la dirigencia, es el área deportiva.

Los logros y las copas levantadas son -la inmensa mayoría de las veces- el termómetro para medir una buena o mala gestión y por eso es esa arista en la que Ruglio, al igual que el resto de los presidentes, no quiere fallar.

El proyecto

Entonces, la pregunta que los hinchas mirasoles se hacen es: ¿cuál es la apuesta en lo deportivo? Apenas unas horas habían pasado de una noche histórica para el joven presidente de 41 años cuando comenzó a develar sus alternativas.

Sabido era, porque incluso lo había manifestado en su discurso tras el triunfo, que Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés eran los hombres a los que apuntaba Ruglio, pero dio a conocer otros detalles.

“La planificación institucional que hicimos con Pablo es que el director deportivo va a armar el equipo, porque uno de los errores de los últimos años es que el técnico que viene te mete 10 jugadores nuevos, dura tres meses y el entrenador que viene te dice que él no armó ese plantel”, expresó en diálogo con Polideportivo de Teledoce. Y agregó: “Así que tres meses después viene otro período de pases y ese técnico te mete 10 futbolistas más”.

La intención de “Nacho”, como quiere que lo sigan llamando, es que el entrenador de turno manifieste sus criterios, pero que sea el riverense quien termine de delinear el plantel aurinegro.

De hecho, el propio Bengoechea tendrá un interesante trabajo próximamente, ya que son 14 los contratos que terminan el 31 de diciembre de este año en la institución aurinegra y entre ellos hay muchos importantes, por lo que representan en el club o por el buen momento que atraviesan en lo deportivo. Uno de ellos es el del capitán, Cristian Rodríguez. Y Ruglio adelantó un rato más tarde, en el programa Punto Penal (Canal 10), que “si quiere seguir en Peñarol deberá firmar un contrato a rendimiento”.

Pero quien fuera gloria como jugador y también entrenador del equipo aurinegro no llegará solo, ya que estará acompañado por otro hombre querido por los hinchas: Néstor Gabriel Cedrés.

La tarea de “Gaby” en el nuevo esquema de Peñarol será el de gerente deportivo, cargo que hoy ocupa Darío Rodríguez. “Él va a ser el que esté todos los días en Los Aromos”, explicó Ruglio. Y contó que el exfutbolista aurinegro lo llamó muy emocionado el sábado de noche y le dijo: “Decime mañana a qué hora arranco que ya me quiero comer la cancha”.

¿Quién será el técnico?

De todas maneras, Bengoechea le tiene que armar ese plantel a alguien y ese alguien es el que todavía no se ha definido en el entorno de Ruglio: el entrenador. Distintos candidatos habían expresado quiénes iban a ser sus técnicos en caso de ganar las elecciones, pero justamente quien sumó la mayor cantidad de votos no se había pronunciado en ese sentido.

“Quién va a dirigir lo tenemos trabajado porque es nuestra obligación definir perfiles, pero primero nos tenemos que sentar a conversar con Mario (Saralegui) para ver qué hacemos. Mario es una gloria del club, una persona a quien aprecio mucho y uno de los mensajes más lindos que recibí anoche me lo mandó él”.

Durante la campaña el nombre de Diego Aguirre sonó mucho, sobre todo por su alianza con Juan Pedro Damiani, ya que sentenció que solo iba a asumir como técnico si ganaba el candidato de la Lista 10.

¿Ruglio lo descartó? Para nada. “Ya hablé con Pablo (Bengoechea) y no se descartó lo de Aguirre. Lo primero que tenemos que hacer es saber las condiciones en que vendría: económicas, de proyecto, etc. Lo voy a llamar para hablar con él”, aunque cabe recordar que el vínculo entre Aguirre y Bengoechea no terminó de la mejor manera luego que la “Fiera” lo dejara afuera de la final del Campeonato Uruguayo ganado en 2003.

El nombre que también sonó con fuerza fue el de Gustavo Poyet y aunque todavía no fue contactado el propio entrenador manifestó en diálogo con Punto Penal: “Hasta hace un año y pico probablemente te decía que me quería quedar en Inglaterra por esto y por esto, pero como no pasó nada hay que abrirse al mundo porque si no te cerrás vos mismo las puertas. Así que no me cierro a nada”.

Poyet, quien tiene experiencia en Premier League de Inglaterra y en LaLiga de España, indicó que lo que más le gustaría en estos tiempos es encontrar una oportunidad “en un equipo que pueda ganar. Eso te lo brindan muy pocos equipos en el mundo y en Uruguay, en particular, algunos. Así que por ahí van mis tiros”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados