Vea el video

I-rre-sis-ti-ble

Nacional le hizo saltar la térmica a River Plate en un partiazo.

Si no podés ver el video, hacé click acá.

Poco antes de la media hora del complemento, cuando ya el ritmo de ping-pong del primer tiempo se había quebrado por un ir y seguir yendo de Nacional hacia el arco de River Plate en forma potente, vertiginosa y constante, mientras que el cuadro de “JR”, jugando siempre con la pelota al pie y rápido, ya se limitaba a esperar y salir de tanto en tanto de contraataque, Alejandro Rodríguez -hasta ahí uno de las mejores figuras de la cancha, se acercó a Carrasco, le habló, se bajó las medias y a los 74’ el entrenador darsenero no sólo sacó al jugador acalambrado, sino que por el volante, de gran despliegue y también muy bien pie, entró un zaguero para aguantar el “chaparrón”, pues hacía rato que los tricolores le estaban apedreando el rancho a su adversario.

No es ese el motivo por el cual Nacional terminó venciendo a River Plate, que no sólo le fue ganando hasta los 81’, cuando Amaral metió el gol del empate, sino que le jugó “de tú a tú” -como dicen los españoles- en el marco de un partido que tuvo un ritmo impresionante; pero sí la prueba, y hasta la postal, más gráfica de la forma por la cual los tricolores salieron a flote, pese a que estuvieron comprometidos durante gran parte del trámite.

Es que Nacional hizo todo eso que lo ha empezado a distinguir como un equipo distinto dentro del fútbol uruguayo: jugó a mil, de primera, por abajo, con Porras y sobre todo Romero yendo a presionar incluso en la cancha del contrario, y también jugó bien; pero se topó con un rival que lo enfrentó y hasta encaró con gran personalidad, y con las mismas armas.
Entonces, pasó algo lógico: ante ese River Plate preciso que se puso 1-0 en una de las varias situaciones de gol que fabricó en el área adversaria, la velocidad de Nacional lo hizo jugar también apurado; y no le permitió definir en la forma más adecuada.

Munúa aportó lo suyo, porque cuando muchos esperaban a Abreu para ver si el “Loco” podía meter un cabezazo, redinamizó al equipo con la inclusión de Barbaro y Amaral, pasando al “Colo” de lateral y, siempre en base a la pujanza de Porras y la batuta vivaz de “Nacho” González, su equipo le hizo saltar los tapones de la térmica a River Plate; porque este Nacional es irresistible, y “mentiroso”: juega de primera y rápido, a la europea, pero “mata” con dos volantes de marca, gana “a los centros” y, si se cuadra, con Polenta tirándola para las “chapas”: bien a la uruguaya.

NACIONAL 2 - 1 RIVER PLATE

Estadio: Parque Central.

Árbitro: Fernando Falce. Asistentes: Gabriel Popovits y Horacio Ferreiro. Cuarto árbitro: Javier Bentancor.

Nacional: E. Conde; J. Fucile (63' R. Amaral), M. Malvino, D. Polenta, A. Espino; G. Porras, S. Romero, I. González (92' S. Eguren); L. Barcia (58' A. Barbaro), C. De Pena e I. Alonso

River Plate: G. Olveira; C. Herrera, I. Silva, D. Flores, D. Rodríguez; B. Montelongo; A. Rodríguez (73' C. González), R. Flores (65' F. Gorriarán); M. Alaniz, A. Rosso (60' M. Santos) y S. García

Goles: 23' S. García (RP), 80' R. Amaral (N), 89' S. Romero (N).

Amarillas: 30' C. de Pena (N), 37' Á. Rodríguez (RP), 49' A. Rosso (RP), 56' J. Fucile (N), 58' G. Porras (N), 80' S. Romero (N), 87' I. Alonso (N).

Rodrigo Amaral festejando su primer gol en la primera de Nacional. Foto: G. Pérez
Rodrigo Amaral festejando su primer gol en la primera de Nacional. Foto: G. Pérez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)