COPA LIBERTADORES

¿Y la rotación? El plan de Mario Saralegui no funcionó y Peñarol regaló un insólito partido

El aurinegro hizo un gran primer tiempo y sacó ventaja, pero desapareció en el complemento y perdió 2-1 con Colo Colo en la Copa Libertadores.

Colo Colo y Peñarol en Santiago de Chile. Foto: AFP.
Colo Colo le ganó a Peñarol por 2 a 1 en Santiago de Chile por la tercera fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores de América. Foto: EFE.

Desde su regreso a Peñarol Mario Saralegui avisó que su preocupación era la Copa Libertadores y luego lo dejó bien en claro a la hora de dirigir al equipo.

Es que frente al Montevideo City Torque, el entrenador puso una oncena alternativa e hipotecó toda chance de poder pelear por el título del Torneo Apertura 2020, ya que el empate sin goles lo dejó al aurinegro a seis puntos del líder Nacional.

Pero había una razón: la Copa Libertadores. El entrenador le dio descanso a la mayoría de los titulares pensando en el partido de anoche frente a Colo Colo en Santiago de Chile. Cuestionable decisión, pues la historia de Peñarol lo obliga a pelear siempre por todo lo que juega, sin distinción alguna.

Saralegui puso el ojo en el máximo certamen continental de clubes y viajó a Chile para enfrentar a un rival que venía golpeado y en medio de un mar de dudas: técnico interino, un mal momento deportivo y sin conocer de victorias tras el parate, ya que sumaba dos derrotas y un empate.

Colo Colo y Peñarol en Santiago de Chile. Foto: AFP.
Colo Colo y Peñarol en Santiago de Chile. Foto: AFP.

Y al igual que como ya ha pasado en varias oportunidades en los últimos años, Peñarol se encargó de reanimar a un equipo que no llegaba de la mejor manera.

Pero todo comenzó de maravillas para el carbonero. Más allá de la ausencia del capitán Cristian Rodríguez por una molestia muscular —ni siquiera integró el plantel anoche—, el equipo empezó siendo protagonista en el Estadio Monumental David Arellano. Mario Saralegui no se apartó el 1-4-2-3-1 y con tres juveniles —Facundo Pellistri, Facundo Torres y Agustín Álvarez Martínez— en la ofensiva, jugó mejor, sumó mucha gente al ataque y generó varias situaciones de peligro en ofensiva.

Colo Colo no lograba aparecer. Apenas chispazos del argentino Pablo Mouche por la izquierda del ataque y alguna esporádica aparición de Esteban Paredes, el “9” del “Cacique”, que luego iba a terminar siendo decisivo para el local.

Mientras tanto, con mucha frescura y juventud en el ataque, Peñarol presionaba la salida de Colo Colo, tenía la pelota y los espacios como para crear fútbol en la ofensiva, uno de los aspectos en los que el aurinegro venía fallando en los últimos encuentros.

Facundo Pellistri grita su primer gol en la Copa Libertadores. Foto: EFE.
Facundo Pellistri grita su primer gol en la Copa Libertadores. Foto: EFE.

El arquero Brayan Cortés intervino en un par de oportunidades en la primera parte evitando el primer gol mirasol y nuevamente Peñarol pecaba de la escasa contundencia.

Hasta que a los 43’ David Terans encaró por la derecha, se resbaló Juan Manuel Insaurralde cuando lo salió a marcar y el “Rey” mandó la pelota al área. Álvarez Martínez definió y Cortes le evitó el tanto. El rebote le quedó a Facundo Torres y el arquero volvió a evitar el gol, pero en el tercer intento y ya con el arco libre, apareció Facundo Pellistri para mandarla al fondo de la red a los 39’ y gritar por primera vez en la Copa Libertadores.

Con esa ventaja Peñarol se fue al descanso siendo protagonista, pero en el complemento el carbonero desapareció por completo.

El equipo se replegó de manera innecesaria. Le cedió el campo y la pelota a un rival que tuvo un muy buen ingreso de Leonardo Valencia para manejar los hilos futbolísticos.

Además, el “Cacique” aprovechó las franquicias que nuevamente dio la zaga de un Peñarol que atacando (a veces) es uno, pero que defendiendo es otro y sufre un montón.

Y eso pasó a los 51’, cuando Pablo Mouche recibió un pase entre líneas y mandó la pelota rastrera al área. Los zagueros carboneros perdieron toda referencia de marca y Gabriel Suazo apareció solo para anotar el empate locatario.

Colo Colo le ganó a Peñarol por 2 a 1  en Santiago de Chile. Foto: AFP.
Colo Colo le ganó a Peñarol por 2 a 1 en Santiago de Chile. Foto: AFP.

Creció Colo Colo. Peñarol le dio vía y el “Cacique” no perdonó. Con jugadores de categoría aprovechó más fallas de la zaga y a los 61’ Walter Gargano le cometió un innecesario penal a Marcos Bolados que Esteban Paredes cambió por gol para dar vuelta el resultado en Santiago.

Peñarol moría de ojos abiertos. El equipo otra vez no tuvo respuesta alguna; sin esa mística a la que apelaba Mario Saralegui en su presentación como técnico, ni el amor propio floreció. Tampoco el fútbol ni las ideas en la ofensiva.

Salvo algunas jugadas aisladas que se generaron Facundo Pellistri y Facundo Torres, el ataque carbonero no fue ni por asomo el del primer tiempo. El entrenador movió el banco pero falló con los cambios. Sacó a David Terans —ingresó Xisco Jiménez— y a Facundo Torres, dos de los que podían aportarle algo distinto a la ofensiva, y en cancha puso a un Christian Bravo que sigue sin poder justificar sus minutos en el equipo mirasol.

El plan de Mario Saralegui no funcionó. El equipo estuvo a la altura durante los primeros 45 minutos y luego se vino abajo, perdió un partido increíble y empieza a tambalear en la Copa Libertadores.

Peñarol ya le dijo adiós al Torneo Apertura 2020 y en una semana volverá a jugar por el certamen continental. Viajará a Cochabamba con la obligación de ganar, pero sobre todo de cambiar una pobre imagen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados