FÚTBOL

Rosario y sus jugadores, denunciados

El Policía de Tránsito acusa al DT de haberlo insultado en forma soez y al plantel albivioleta de haberle pegado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cambio. Los jugadores de Fénix en el Parque Central pasaron a ser los denunciados. Foto: Marcelo Bonjour

Pasaron ya cinco días desde el escándalo entre la Policía y Rosario Martínez, que derivó en la detención del técnico de Fénix a la llegada del plantel al Parque Central. Sin embargo, lejos de apagarse la polémica, los coletazos de lo ocurrido siguen apareciendo. El último es una guerra de comunicados que se dio ayer entre Fénix y el Ministerio del Interior, en el cual la novedad es la denuncia por parte de este último de que el agente de Policía de Tránsito que fue protagonista del incidente fue agredido por integrantes del plantel albivioleta.

Luego de explicar que el agente cumplió una "orden superior" y escoltó al ómnibus a circunvalar el estadio tricolor "en razón que la unidad se encontraba perdida, habiendo equivocado el trayecto previsto", el problema comenzó porque Rosario Martínez "se dirigió al referido agente increpándole con lenguaje soez e insultante el recorrido efectuado. Ante los insultos, el agente le interrogó el motivo de los mismos, obteniendo por respuesta más insultos entrando en total desacato". El técnico ha admitido hasta ahora haber tenido una fuerte discusión con el agente, pero negó haberlo insultado.

Asimismo, Fénix (en un comunicado emitido unas horas antes) acusó al funcionario policial de no haberle permitido estacionar el ómnibus frente al portón de entrada del equipo visitante, sino que lo hizo detenerse a 70 metros, frente a la tribuna de ingreso de los hinchas tricolores.

Lo más grave del comunicado del Ministerio del Interior es la denuncia posterior. Se explica que en razón del desacato el técnico es detenido y "parte del plantel interviene para evitar la detención y tomar por el cuello al funcionario policial haciendo que cayera al suelo. Una vez caído, recibe puntapiés y golpes que le provocaron heridas que fueron constatadas por médico de emergencias del Hospital Policial, cuyo diagnóstico fue onformado a la Justicia".

El funcionario policial radicó la denuncia, pero hasta ahora no ha habido intervención alguna de la Justicia, pese a que Rosario Martínez concurrió a declarar a la Seccional 9ª una vez finalizado el partido.

ContradicciÓN.

Apenas llegado el plantel de Fénix al vestuario, varios jugadores denunciaron haber sido golpeados por la Policía e incluso alguno, como Maximiliano Pérez, mostró que tenía un moretón a la altura del tobillo. Empero, el informe publicado por Interior asegura que al momento de declarar, el entrenador expresó que "ni él ni sus jugadores resultaron lastimados".

Fénix - Dice que llegó en hora.

A primera hora de la tarde de ayer Fénix emitió un comunicado en el que dio su versión oficial. Lo primero que aclara es que llegó en hora, pues salió del hotel Bahamas (en Carrasco) a las 17.30 y 17.57 estaba en Urquiza y Jaime Cibils, donde no lo dejaron doblar a la derecha (a contramano) para llegar al ingreso del equipo visitante.

Cábala - Una “falsedad”.

Una de las versiones que se manejó en los últimos días fue que todo se generó porque, por cábala, Rosario Martínez no le permitió dar marcha atrás al ómnibus. Fénix desvirtuó esta afirmación (algo que ya había hecho el propio entrenador en diálogo con Ovación) y la catalogó como una "total falsedad".

Interior - Que no se empañe.

En su comunicado, el Ministerio del Interior deja "expresa constancia que los hechos ocurridos no pueden empañar un trabajo conjunto con las autoridades del fútbol que ha permitido transitar un camino de diálogo y entendimiento en procura de erradicar los hechos de violencia de los escenarios deportivos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)