champions league

La Roma acabó con el talismán

Roma y Barcelona empataron 1-1 en su estreno en la Champions. Luis Suárez abrió el marcador para los culés y empató Florenzi con un remate increíble desde muy lejos. Mirá ambos tantos.

La Roma logró poner fin a la racha que mantenía a Luis Suárez como el talismán del Barcelona: hasta ahora, en todos los partidos en los que el salteño había logrado anotar el equipo había terminado victorioso. Ayer en el Olímpico no pudo ser. El duelo comenzó muy parejo pero los culés no tardaron en hacer daño y a los 20 minutos se pusieron en ventaja, gracias a que Suárez remató de cabeza un centro de Rakitic casi sobre la línea de gol. Instantes después, el “Pistolero” reclamaría penal al ser derribado por el golero Szczesny, pero el juez no lo vio tan claro. La respuesta de los locales sería tan espectacular como inesperada.

Apenas diez minutos después, el lateral Alessandro Florenzi anotó el gol que todo romano de nacimiento (como él) querría anotar en el coliseo: robó una pelota en defensa, comenzó a correr pegado a la banda y, tras superar la mitad de la cancha, lanzó un zurdazo que atravesó el campo en diagonal hasta terminar en el palo derecho de Ter Stegen, que como en la Supercopa volvió a confiarse en exceso y lo pagó caro. La Roma logró cerrarse y protegerse bien hasta el tramo final, en el que volvió a sufrir el asedio culé, pero resistió bien y logró sacarle un valioso punto al vigente campeón, que se fue además con la mala noticia de la lesión de Rafinha, pendiente de evolución.

Maximiliano Pereira fue el otro uruguayo que ayer cosechó también un empate a domicilio en su estreno en la Champions. El Porto comenzó perdiendo en Kiev ante el Dinamo, pero logró dar vuelta el trámite con un doblete de Aboubakar. Sin embargo, los goles del camerunés no serían suficientes ya que Buyalskyy anotó en el último minuto y estableció el 2-2 definitivo.

Todo en un cierre de la fecha 1 en el que el Bayern de Múnich logró un valioso triunfo de visitante ante el Olympiakos, por 3-0 con doblete de Müller y otro tanto de Götze, y en el que el Arsenal se estrenó con derrota en Zagreb: el descuento de Walcott a los 79’ no llegó a tiempo para rescatar algún punto (2-1).

Chelsea y sus goles contra la crisis

El flojísimo arranque en la Premier (está 17° en la tabla), la grave lesión del golero Courtois, el escándalo de la doctora Eva Carneiro... El Chelsea tuvo un accidentado inicio en el tercer año de Mourinho al mando y por eso la visita de ayer del Maccabi de Tel Aviv a Stamford Bridge en el estreno en Champions se presentaba como una prueba que no podía salir mal o la crisis del club hubiera entrado en fase de alarma. Los “blues” salieron dispuestos a enterrar el mal momento que atraviesan ante el cuadro israelí y por lo menos lograron el triunfo (4-0) y un saco de goles que le permiten tomar aire. Willian abrió el marcador tras rematar un tiro libre muy lejano que nadie tocó en el área y terminó llegando a la red visitante. Hazard se permitiría el lujo de mandar a las nubes un penal poco después, cosa que no hizo el brasileño Oscar cuando ejecutó el 2-0 desde los 11 metros. Diego Costa mandó al ángulo el tercer tanto en un extraño golpe con la canilla y Fabregas remató la fiesta empujando el cuarto. Y es que no hay mejor medicina que los goles para cualquier crisis.

Roma: Szczesny (Morgan de Sanctis, min.48); Florenzi (Torosidis, min.85), Rüdiger, Manolas, Digne; Nainggolan, De Rossi, Keita; Salah, Dzeko e Iago Falque (Iturbe, min.82).

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic (Rafinha, min.61) (Mascherano, min.64), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 0-1, min.21: Suárez. 1-1, min.31: Florenzi.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Amonestó con amarilla a Nainggolan (min.62), Piqué (min.75).

Estadio: Olímpico de Roma

Luis Suárez y Messi festejan el gol del Barcelona en Roma. Foto: EFE
Luis Suárez y Messi festejan el gol del Barcelona en Roma. Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)