TORNEO APERTURA 2020

Rodrigo Amaral volvió a jugar: chispazos de calidad y fútbol en la ofensiva de Nacional

El 10 está falto de ritmo pero no de talento y tuvo activa participación en el ataque: gestó el segundo gol y con espacios complicó a sus rivales.

Rodrigo Amaral. Foto: Gerardo Pérez.
Rodrigo Amaral en la victoria de Nacional frente a River Plate ayer por la tarde en el Parque Federico Omar Saroldi. Foto: Gerardo Pérez.

Fue la gran apuesta de Gustavo Munúa en un partido que para Nacional era clave. El tricolor necesitaba la victoria, se hizo fuerte en el Prado y con destellos de mucha calidad de Rodrigo Amaral el plan del entrenador le regaló a los hinchas el primer triunfo en el Torneo Apertura 2020. tras vencer a River Plate 3-2 ayer por la tarde en el Parque Federico Omar Saroldi.

Bastante opacado en el primer tiempo porque los volantes de River Plate lo rodearon bien, el 10 tricolor tuvo algunas jugadas y demostró que con espacios y pelota dominada podía complicar a la última zona darsenera, sobre todo asistiendo a los atacantes. Hasta que a los 47’, cuando la primera parte no se había terminado, Amaral robó una pelota en la mitad de la cancha y con balón dominado por el callejón central abrió a la derecha para Gabriel Neves, que luego asistió a Gonzalo Bergessio.

Chispazos de calidad, un rendimiento que debe mejorar en lo físico y futbolístico, pero la clase intacta fueron las virtudes de un Rodrigo Amaral que se reencontró con el fútbol tras el parate y eso para Nacional es una muy buena noticia.

Rodrigo Amaral. Foto: Gerardo Pérez.
Rodrigo Amaral escapa de la marca de Ribaír Rodríguez en el Saroldi. Foto: Gerardo Pérez.

Primer tiempo

El cambio de ritmo fue lo mejor de Amaral para engañar a los defensores rivales en una primera parte en la que, en el cierre, robó la pelota con la que se gestó el 2-2: habilitó a Neves encarando por el callejón central y luego vino el gol de Bergessio.

Segundo tiempo

En el complemento, ya demostrando algo de cansancio, el 10 tricolor intentó buscar con pases filtrados a Santiago Rodríguez, Armando Méndez y Gonzalo Bergessio. También intentó con un remate desde afuera del área a los 63’ que se fue alto y a los 74’ fue sustituido por Sebastián Fernández.

LA PEGADA

Pelota quieta: un fuerte a mejorar en el 10

Una de las grandes virtudes de Rodrigo Amaral es la pelota quieta, una faceta en la que ayer no pudo hacer la diferencia, sobre todo en los tiros de esquina: centros al primer palo o envíos que no llegaron a destino. El 10 de Nacional debe seguir trabajando en ese aspecto porque talento le sobra y será cuestión de que también pueda lograr continuidad en cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados