TORNEO INTERMEDIO

Rodrigo Abascal y una revancha en Peñarol

El zaguero de 25 años se probó en la séptima del aurinegro después de terminar el baby fútbol y no quedó. Se fue a Fénix y ahora tendrá una chance en el carbonero, pero jugando en Primera y con un gran desafío: sustituir a Cristian Lema. 

Rodrigo Abascal. Foto: Marcelo Bonjour.
Rodrigo Abascal se probó en Peñarol en séptima división pero no tuvo suerte. Ahora tendrá una nueva chance y quiere aprovecharla. Foto: Marcelo Bonjour.

El fútbol te da y te quita. Te da alegrías y tristezas, puede quitarte algún sueño, pero siempre hay oportunidades que deben ser aprovechadas.

Rodrigo Abascal es un claro ejemplo de esto. El zaguero de 25 años, que el martes firmó su contrato con Peñarol y se sumó a los entrenamientos en Los Aromos, hizo el baby fútbol en Poco Sitio y cuando tuvo edad de séptima recorrió varios clubes como para continuar su carrera.

“Terminé esa linda etapa del baby fútbol y mi sueño era ser jugador de fútbol. No pensaba en otra cosa. Me fui a probar a Defensor Sporting, River Plate y Peñarol. No quedé, pero lo seguí intentando. Llegó la chance de ir a Fénix y allá fui. Me probé y quedé para continuar luchando por mi sueño, que era ser futbolista profesional”, le contó Rodrigo Abascal a Ovación.

De la mano de Samantha Rodríguez llegó a los albivioletas y de ahí no salió más hasta debutar en Primera División.

El 29 de marzo de 2015 y con 20 años, Rosario Martínez lo mandó a la cancha a los 81’ del encuentro que Fénix perdió con River Plate 2-1 en el Parque Capurro por la sexta fecha del Torneo Clausura.

De a poco fue sumando minutos en el primer equipo albivioleta, pero en cuatro temporadas apenas pudo tener 27 presencias en el club.

Rodrigo Abascal en su primer entrenamiento con Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour.
”Diego (López) me habló el martes y me dijo que venga con ganas de ganar y de seguir aprendiendo y mejorando; que tenga confianza en lo que yo sé hacer porque en Peñarol iba a aprender muchas cosas”.Rodrigo Abascal

Eso lo llevó a tener un pasaje por Juventud de Las Piedras en 2017 en el Torneo Clausura de esa temporada, jugando 12 partidos, todos como titular.

Regresó a Fénix en 2018 y se afianzó en el once. Disputó 26 encuentros con Juan Ramón Carrasco como entrenador y en esta temporada jugó 14 partidos en el Apertura, también con “JR” en el banco.

Después de tener una muy buena participación en el vicecampeón del Apertura, siendo una de las grandes figuras, Peñarol puso el ojo en el zaguero y mientras estaba en Buenos Aires con Fénix, regresó a Uruguay.

“Cuando mi representante me comentó que estaba la posibilidad de ir a Peñarol le expresé lo que pensaba y le dije que le diera para adelante. Me lo confirmó y ahí hablé con Juan (Carrasco) en Buenos Aires y le dije que me volvía a Montevideo porque quería jugar en Peñarol”, dijo.

En medio de todo eso ya había tenido alguna conversación con excompañeros de Fénix que hoy están en el aurinegro, como Fabián Estoyanoff. “Fue con el primero que hablé y me dio para adelante, como siempre”, remarcó.

Rodrigo Abascal y Fabián Estoyanoff. Foto: Marcelo Bonjour.
Rodrigo Abascal y Fabián Estoyanoff en Los Aromos. Foto: Marcelo Bonjour.

Los otros dos jugadores con los que Abascal compartió plantel en Fénix son Rodrigo Rojo y Agustín Canobbio.

Pero también hubo un llamado del capitán Cristian Rodríguez. “La verdad que esas cosas te dejan muy tranquilo y te sacan mucho nerviosismo. El Cebolla me llamó y me dijo que fuera tranquilo a Peñarol, que hay un grupo hermoso y que le pusiera todas las ganas porque contaba con toda la confianza del plantel”.

Foto: @CAFenix_
”Peñarol es algo totalmente diferente a Fénix. Para empezar, el entrenamiento es más de espacios reducidos y Juan trabajaba mucho lo táctico. El otro tema es el de la infraestructura: no se compara”.Rodrigo Abascal.

Está claro que para Fénix la de Abascal significará una baja importante, pero los ahora excompañeros lo apoyaron y mucho. “En el grupo se pusieron muy contentos por este paso importante que estoy dando en mi carrera. Todo jugador uruguayo sueña con jugar en un equipo grande y cuando llega la chance hay que aprovecharla. El semestre pasado trabajamos muy duro para dejar al club lo más arriba posible y por poco no se nos dio el campeonato, pero lo cerramos de buena manera y me deja muy tranquilo que mis compañeros se hayan puesto felices por mi situación”, expresó el zaguero.

Ahora la historia es otra y la exigencia también, pero Rodrigo lo tiene muy claro y a sus 25 años se siente capacitado para dar el salto: “Si bien con Fénix hicimos una buena campaña, Peñarol exige otra cosa. Acá hay que ganar todos los partidos. Jugás uno y ya estás pensando en el otro, en tener que salir campeón, en jugar Copa Sudamericana y salir a ganar todo. Ahora los objetivos son claros: quedarnos con el Intermedio y avanzar de fase en la Sudamericana”.

Rodrigo Abascal. Foto: Archivo El País.
Rodrigo Abascal jugó seis temporadas en Fénix. Foto: Archivo El País.

En lo personal, Abascal remarcó que “yo llego a Peñarol con muchas ganas y sobre todo, confianza. Sé lo que puedo dar, confío en lo mío y sé que trabajando bien las cosas caen por su propio peso. Está claro que el entrenador es el que decide, pero yo vine a Peñarol para ganarme un puesto y jugar aportándole mi granito de arena al equipo, porque es un sueño estar acá”.

Rodrigo Abascal. Foto: Marcelo Bonjour.
”Cristian Lema dejó la vara muy alta. Tuvo una gran primera parte de temporada y este es un desafío muy lindo, un reto importante en mi carrera y estoy confiado en poder estar a la altura”.

Zaguero con 1,86 de altura, buena marca, tiempista, con gran juego aéreo y buena pegada, Rodrigo Abascal tendrá su revancha en Peñarol, uno de los clubes a los que fue a probarse en séptima y no quedó. El trabajo, el amor propio, las ganas de superarse y las buenas actuaciones le regalaron otra oportunidad y ahora no quiere desaprovecharla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)