EN EL SAROLDI

Lo empató el banco

Pablo Tiscornia acertó con los cambios y rescató un punto.

River Plate vs. Torque
River Plate vs. Torque. Foto: Francisco Flores

Un tiempo para cada uno. O incluso un poco más para uno: primeros 60 minutos para Torque y última media hora para River. Así puede empezar a analizarse este entretenido encuentro que se disputó en la hermosa tarde de domingo en el Prado.

El partido estaba todo dado para la visita, ya que arrancó ganando con un tanto de Nahuel Ferraresi. El venezolano sorprendió a Nicola Pérez y puso el 1-0.

Malhumorado, River salió en busca del empate, pero muy desordenado. Casi sin ideas, el equipo intentó adelantarse en la cancha y eso generó un desbalance.

Por ese motivo, Torque se encontró con muchos espacios como para lastimar de contra. Así fue como llegó al segundo tanto. Valentín Castellanos se fue expreso y sacó a pasear al arquero. Enganchó para un lado, para el otro y como este le cerraba el ángulo, terminó definiendo por arriba para coronar uno de los mejores tantos de la fecha.

El público local, ofuscado con la producción del equipo, le pidió al entrenador que meta mano en el equipo. Si bien se demoró diez minutos, Pablo Tiscornia les terminó dando la derecha a esos hinchas que reclamaron modificaciones. Así fue que mandó a la cancha a Facundo Boné y Mauro Da Luz, dos jóvenes atrevidos (en el buen sentido) y con la frescura necesaria como para darle otra reacción a un equipo que no encontraba los caminos. Y con esos dos ingresos, River terminó rescatando un punto en un partido que parecía perdido.

Con tan solo tres minutos en cancha, Boné encaró, desbordó, fue hasta el fondo y levantó un centro perfecto para que Matías Alonso conectó con la cabeza para poner el descuento.

Con viento en la camiseta, River creció en volumen de juego. Martín Correa elevó su rendimiento y Facundo Opsitaleche pasó a manejar los hilos del equipo desde la mitad de la cancha.

Buscó y buscó el “Darsenmero”, pero el gol se le negaba entre la falta de puntería y la buena actuación de Ignacio Barrios. Sin embargo, el empate llegó en final y de la manera menos pensada: con una chilena de Da Luz.

En los últimos 10 minutos, River arrinconó a su rival, pero no pudo conseguir el tanto de la victoria. Torque se fue masticando bronca, porque estuvo dos goles arriba, porque erró un mano a mano clarísimo que podría haber liquidado el encuentro y porque al igual que el fin de semana pasado, le remontaron un partido estando 2-0.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)