EN EL SAROLDI

A Danubio le alcanzó con tres minutos de furia de Navarro

Con un doblete del juvenil, el franjeado volvió al triunfo frente a River Plate.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

En un partido donde “Fede” Rodríguez estuvo peleado con la pelota, apareció Agustín Navarro para salvar a Danubio, que no la pasó bien ante un River Plate que se adueñó de la pelota durante gran parte del partido y tuvo las chances más claras de gol.

Al joven delantero danubiano -que había sido cedido a Sud América- le bastaron sus primeros seis minutos en cancha para solucionar los problemas de Danubio y solamente tres para marcar el doblete que le dio el triunfo a los de Pablo Peirano.

De todas maneras, Danubio no tuvo un gran partido en líneas generales. El darsenero se hizo dueño de la pelota y de las chances más claras en el primer tiempo. Mauro Da Luz, por banda derecha, complicaba mucho a una defensa danubiana que ya no pudo contar con Rea, que se marchó al Atlético Mineiro durante esta semana.

Facundo Ospitaleche y Matías Jones comandaban cada uno de los ataques del equipo local y la contención de Prieto y Ribair Rodríguez no era suficiente ante los ataques locales, que a medida que pasaban los minutos eran más y más, pero River Plate pecó de no poder anotar y lo terminó pagando caro.

En el complemento Danubio salió con otro rostro y con otro ímpetu que se vio reflejado en el campo. Con “Nacho” González de un lado y Leandro Sosa del otro, el elenco franjeado empezó a lastimar a un River Plate que perdió a Mauro Da Luz, quien no salió a jugar el segundo tiempo por lesión y el partido era más parejo.

Leandro Sosa puso un tiro libre en el vertical izquierdo cuando Nicola Pérez solo atinaba a mirar. Pero todo cambió cuando Peirano mandó a Navarro al campo de juego.

Un cambio de frente encontró a Sosa, que sacó un pelotazo dentro del área antes que el balón se fuera. El balón rebotó en Agustín Navarro, que de todas maneras lo aguantó y sacó un potente remate cruzado que no pudo despejar Nicola Pérez.

Locura en la tribuna franjeada y lamento en la darsenera, pero las sensaciones duraron un suspiro, porque a la llegada siguiente lo igualó el equipo local.

Sergio Felipe quiso despejar y dejó la pelota muerta en el área chica y en los pies de un Matías Jones que definió de zurda y no gritó el gol por su pasado con la camiseta franjeada.

Mientras que los de Danubio veían que habían remado tanto para morir en la orilla y los de River Plate se ilusionaban con darlo vuelta, volvió a aparecer Navarro para darle una nueva alegría a los visitantes que llegaron en gran número al escenario del Prado.

Un centro desde la derecha, por intermedio del “Pumita” Rodríguez, cayó en la cabeza del joven delantero que tres minutos más tarde de su primer gol puso el segundo. Esta vez sí Danubio se aferró al triunfo y no lo soltó más.

River Plate fue pero no encontró logró llevarse nada por la buena tarea de Silva, en el arco, y porque Navarro tuvo tres minutos de furia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º