TORNEO CLAUSURA

River Plate 1 - Wanderers 1: empate justo y que suma poco para ambos

Tras el gol de Hernán Rivero que adelantó al bohemio, apareció Matías Arezo para poner la igualdad en el marcador para el darsenero.

Paulo Lima y Matías Arezo disputan la pelota en el River-Wanderers. Foto: Leonardo Mainé
Paulo Lima y Matías Arezo disputan la pelota en el River-Wanderers. Foto: Leonardo Mainé

River Plate y Wanderers brindaron un duelo entretenido, con muchas chances de gol y con dos tantos que fueron los que marcaron el 1-1 final en el Saroldi para una unidad que suma poco para ambos equipos.

Es que ambos tenían la aspiración de ganar para trepar en la tabla de posiciones del Torneo Clausura. El darsenero contaba con la chance de alcanzar a Peñarol (y momentáneamente a Nacional) y Wanderers de superar precisamente a su rival y quedar quinto de forma solitaria.

De todas maneras la igualdad fue justa con el trámite del encuentro porque River Plate comenzó mejor y terminó mejor el encuentro, mientras que el bohemio mostró lo más atractivo en el cierre de la primera parte y en el inicio del complemento.

En ambos pasajes del encuentro, Hernán Rivero provocó dos chances claras de gol y la segunda fue la que adelantó al bohemio en el marcador. Ambas tuvieran a Leonardo País habilitando al argentino que cuando iban dos minutos del segundo tiempo tomó la pelota de aire y ajustició a Lucas Machado.

El festejo de Hernán Rivero junto a sus compañeros tras el gol en el River-Wanderers. Foto: Leonardo Mainé.
El festejo de Hernán Rivero junto a sus compañeros tras el gol en el River-Wanderers. Foto: Leonardo Mainé.

Pero el problema para Wanderers es que tras el gol llegó muy poco al arco rival. Rivero salió sentido y el bohemio perdió peso ofensivo pese al ingreso de Maximiliano Pérez y Diego Riolfo. 

Con eso a su favor, River Plate fue en busca del empate pero una y otra vez se encontró con "Nacho" De Arruabarrena de muy buen rendimiento pero que poco pudo hacer en el penal que convirtió Matías Arezo para el empate.

Una infracción de Paulo Lima sobre Juan Manuel Olivera, dentro del área, le dio la posibilidad al joven goleador de igualar el encuentro y no falló. Fue así que sentenció la igualdad que no se volvió a mover en el marcador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados