EN EL SAROLDI

El darsenero se hizo fuerte en la pelota quieta

River Plate dio vuelta el partido en cinco minutos con goles de Juan Manuel Olivera y Nicolás Rodríguez, pese a que Fénix tuvo mejor juego y chances claras.

River festeja el gol de la victoria con el capitán Agustín Ale en lo más alto. Foto: Ariel Colmegna
River festeja el gol de la victoria con el capitán Agustín Ale en lo más alto. Foto: Ariel Colmegna

River Plate se llevó un gran resultado, porque no jugó bien, sus jugadores no mostraron el rendimiento que pueden alcanzar y pese a eso se quedó con los tres puntos.

Fénix se paró firme con sus cinco atrás como lo hace desde la segunda fecha y así complicó al darsenero, cortándole los circuitos y llegando en algunos momentos, sobre todo aprovechando cada pelota parada para ir con sus zagueros y así sacarle provecho a la pegada de “Leo” Fernández.

Así fue que los de Capurro se pusieron en ventaja. Centro del 7, de gran pegada, y cabezazo de su “9”: Matías Acuña, uno de los más chicos que ganó por arriba en tierra de gigantes, en centro al área chica.

River era peligroso con las contras de Martín Correa, pero le faltaba profundidad. Ahí Tiscornia apostó por Juan Manuel Olivera y José Neris, que en la primera pelota que tocó le hicieron penal y en la ejecución “JM19” lo cambió por gol. Apenas 5’ después, en un tiro libre por la falta de Fosgt, el “Ojito” Nicolás Rodríguez le pegó fuerte y el desvío le cambió el palo a Darío Denis.

River sumó su segunda victoria al hilo, mientras que Fénix su tercera derrota seguida y peligra en el descenso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)