TORNEO INTERMEDIO

Un duelo para que los arqueros se vistan de héroes

Gastón Olveira y Nicola Pérez fueron los grandes responsables del empate sin goles.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

Partido con altibajos. Momentos en los que el frío se apoderaba del encuentro y otros en los que los hinchas se lo quitaban aplaudiendo. Es que pese al empate sin goles, River Plate y Progreso hicieron méritos para abrir el marcador, pero los arqueros fueron los grandes responsables de una igualdad que deja gusto a poco en ambas instituciones.

Fossati, en lo que fue su estreno en el banco darsenero, sorprendió con una línea de tres defensas a la que una y otra vez se sumaron Nicolás Rodríguez y Joaquín Piquerez por las bandas. Sobre todo, porque Progreso comenzó mejor en el juego y complicó mucho por las bandas. Maicol Rodríguez por izquierda y Esteban González por derecha tenían mucha libertad y casi siempre los defensas de River quedaban mano a mano con los atacantes.

Fue así que el Gaucho comenzó mejor, hasta que los locales ajustaron ese detalle e hicieron del partido un duelo más parejo. De todas maneras, ahí llegó una de las más claras porque un cabezazo que se metía por el segundo palo provocó una gran atajada de Olveira.

En el complemento, el libreto cambió. Aunque Esteban González tuvo la primera para la visita y desperdició un mano a mano, inmediatamente respondió el local por intermedio de una de las figuras del campo: Matías Arezo.

El joven delantero de 16 años sacó un remate cruzado que generó una gran atajada de Nicola Pérez volando hacia su izquierda. Algo parecido, pero hacia la derecha, a lo que sucedió en la última del partido, también protagonizada por Arezo.

No hubo goles y aunque los delanteros hicieron el esfuerzo, los héroes fueron los goleros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)