copa libertadores

River Plate y una remontada que quedará para la historia

El equipo de Marcelo Gallardo había perdido por 3-0 en Bolivia y no solo lo dio vuelta en Argentina, sino que además goleó a Jorge Wilstermann por 8 a 0. De la mano del "Muñeco", el elenco Millonario sigue haciendo historia.

Foto: EFE

Ni el más fanático hincha de River Plate hubiera soñado con este desenlace. Luego de hacer un buen partido en Bolivia pero perder por 3 a 0 la incertidumbre estaba instalada y no se veía como una cosa tan clara la remontada. Los del "Muñeco" Gallardo se habían puesto una meta: tres goles en el primer tiempo.

Increíblemente, como hicieron con la serie, lo lograron y lo aumentaron ya que en el final de los primeros 45 minutos, River Plate ya ganaba 4 a 0. En una noche que será inolvidable para Ignacio "Nacho" Scocco, el delantero se despachó con tres goles en la primera mitad y estos sumados a los de Enzo Pérez cerraron un 4 a 0 que lo dejaba arriba en el marcador y en la serie.

A los 9', 14' y 19' "Nacho" hizo explotar la garganta de los hinchas Millonarios que ya habían agotado las entradas el día después de que salieron a la venta. Hasta ahí mucha mesura para el exjugador de Newells que simplemente festejaba con el puño apretado y yendo a buscar el balón para mover rápidamente del medio del campo. La algarabía ya fue un poco más grande cuando Enzo Pérez, a los 36', ponía el cuarto tanto tras una gran asistencia de Scocco que a esa altura ya era figura.

De todas maneras, para el segundo tiempo River Plate no aflojó. Prueba de ello es que al minuto del complemento encontró el quinto gol. El autor no podía ser otro que Ignacio Scocco, que tuvo su noche soñada y alcanzó el poker de goles. Pero la máquina de Gallardo no sacó el pie del acelerador y a los 53' hubo un nuevo goleador: Ignacio Fernández.

Cinco minutos más tarde, mientras todo el mundo fútbol observaba atónito el marcador y la efectividad del conjunto de Marcelo Gallardo, una vez más apareció "Nacho" Scocco para sentenciar su quinto gol, en una noche que ni el mismo se había imaginado. Pero la goleada no terminó allí, ya que Enzo Pérez anotó un doblete con un verdadero golazo corriendo de arco a arco dejando rivales por el camino como si fueran conos y definiendo por encima del arquero cuando atinó a achicarle el arco.

Así las cosas, River pasó de estar casi muerto a ser un rival muy temible y con grandes posibilidades de salir campeón de la Copa Libertadores. Wilstermann estuvo desaparecido y no llegó al arco de un Lux que no tuvo que exigirse, lo cierto es que la experiencia del conjunto boliviano en la edición 2017 de la Libertadores fue redonda: comenzó con goleada y se fue goleado. River y este partido quedará para la historia, una historia que sigue escribiendo de la mano de Marcelo Gallardo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)