ARGENTINA

River tiene "Muñeco" hasta 2017

Marcelo Gallardo renovó su contrato con la institución a la que condujo a cuatro títulos internacionales en el último año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
D'Onofrio y Gallardo en la firma de la renovación. Foto: River Plate

Renovación como concepto. Reinvención como combustible para la motivación. Renovación y reinvención fueron las dos palabras que más utilizó Marcelo Gallardo luego de ser oficial la firma del nuevo vínculo como entrenador de River hasta diciembre de 2017.

El desgaste de un plantel que fue campeón de casi todo lo que jugó, más la salida de algunas piezas clave, forzaron al entrenador a buscar la adaptación de una idea, independientemente de quién la ejecute. Tal como lo manifestó la dirigencia millonaria en cada oportunidad, el "Muñeco" estará como entrenador hasta el final del mandato del presidente Rodolfo D'Onofrio. Este martes a la tarde, en el salón auditorio del estadio Monumental, Gallardo y D'Onofrio dieron otro paso para continuar un proyecto que comenzó hace un año y medio. Una continuación a la que el "Muñeco" prefiere decirle "renovación", más allá del nuevo contrato. ¿La razón? Su idea es la de adaptarse a los cambios de plantel y conseguir que los jugadores no pierdan el hambre de gloria.

"Cuando uno habla de prolongar vínculos, hay un plantel que entendió que River exige mucho. Frente al desgaste, respondieron de una manera maravillosa y lo van a seguir haciendo. En esa competencia está el recambio", señaló Gallardo. Un DT que apunta a que el plantel campeón de América logre superar el "vacío" que se genera luego de haber cumplido los objetivos. "Es hora de renovarse. Ahora, se vendrán otros nuevos, como la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes", añadió.

La idea de Gallardo es la de adaptarse a los cambios de plantel y conseguir que este grupo de jugadores no pierda el hambre de gloria.
Sin nombres de peso como los de Ariel Rojas, Teo Gutiérrez, Fernando Cavenaghi, Germán Pezzella o Ramiro Funes Mori. O con la salida de jugadores con menos rodaje como Gio Simeone o Tomás Martínez, el plantel campeón de cuatro títulos internacionales en el último año atravesó un gran recambio. Pero el entrenador no renunció a su idea de juego, ni tiene intenciones de hacerlo en el futuro. "Nuestro fútbol es de exportación, no nos podemos sostener en el tiempo", destacó.

Lejos de enfrascarse en nombres o esquemas, pone por delante una idea de juego que logre ponerse en práctica independientemente de quiénes la ejecuten. "Lo que no debemos perder nunca es la esencia. Podemos jugar de distintas maneras, a veces mejor en un partido que en otro, pero siempre respetando un estilo, una dinámica que si no se puede sostener o mantener en los jugadores deberá haber un cambio diferente, como puede ser el mío", señaló.

"Cambiar para que nada cambie", pregona la novela El Gatopardo. "No cambiar para que todo cambie", predica el River de Gallardo desde su idea: mantener un entrenador, pero reinventarse en cada momento para no perder el hambre de gloria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)