VEA EL VIDEO

River le ganó a Sevilla 1 a 0 gracias a un inesperado "taconazo"

En los minutos finales, el delantero estuvo astuto para aprovechar un centro pasado de Mora; y así, el equipo de Gallardo se quedó con la "Supercopa Euroamericana" en el Monumental.

Si no puede ver el video correctamente, haga click aquí.

River Plate, con mayoría de suplentes y juveniles, venció anoche al Sevilla 1-0 en el Monumental y se quedó con la primera edición de la Supercopa Euroamericana, que enfrenta a los campeones de la Europa League y la Copa Sudamericana.

El gol lo hizo a los 37 minutos del segundo tiempo el joven Juan Cruz Kaproff, de taco, quien había ingresado en el entretiempo por Gabriel Mercado.

Otro cambio fundamental que introdujo Marcelo Gallardo fue el del uruguayo Rodrigo Mora por Giovanni Simeone, jugador que terminó deparando un tiro en el poste y la asistencia en la jugada decisiva.

En definitiva, fue un triunfo valioso para la versión juvenil de River, y si bien la competencia no fue oficial, podría serlo con el tiempo.

La primera etapa fue discreta. No abundaron las jugadas de peligro para ninguno de los dos equipos, aunque el anfitrión había tenido un poco más de protagonismo.

Si bien al comienzo el Sevilla mostró algunos buenos rasgos en ofensiva, River fue emparejando las acciones, aunque todavía no podía abrir el marcador.

El primero en intentar con cierto peligro fue Leonardo Pisculichi, quien recibió de Lucas Boyé cerca del área mayor y efectuó un zurdazo a colocar, que pasó cerca del palo izquierdo de Beto, a los 17 minutos.

El cuadro de Núñez sufrió un par de zozobras por los laterales cuando les ganaban las espaldas a Gabriel Mercado, por derecha, y Leandro Vega, por izquierda, aunque el último campeón de la Europa League no supo concretar las situaciones dentro del área.

Poco después de la reanudación, el complemento planteó una de las dudas que dejó el encuentro, porque los dirigidos por Unai Emery reclamaron en vano un penal no sancionado de Germán Pezzella al francés Kevin Gameiro.

No obstante, las modificaciones hechas por Gallardo habían cambiado la determinación y potencia del conjunto local, que en el tramo final justificó con creces el resultado.

Kaproff avisó a los 7 minutos, estrellando un remate de media distancia en el palo, y a los 29, el que conmovió la valla fue Mora, con un tiro osado que dejaba sin chances al arquero argentino Mariano Barbosa, otro que entró en el descanso. El quiebre de la paridad se produjo sobre el fin del tiempo reglamentario, a los 37, cuando River prácticamente se llevaba por delante al cuadro español, mediante un muy buen centro pasado de Mora que encontró a Kaproff en libertad a la altura del segundo palo, y sólo hizo falta el toque justo para gritar gol.

River mantuvo la ventaja afrontando el epílogo con dientes apretados y pierna fuerte, algo que disgustó a los jugadores del Sevilla, por lo que el desenlace fue tan friccionado como discutido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)