COPA LIBERTADORES

Bajó a dos rivales

Wanderers remó y doblegó a Zamora y a su escaso rodaje en su debut en la Copa Libertadores. Mirá los goles.

Aunque parezca incoherente, aunque logró empatar por primera vez -pues volvería a hacerlo más adelante- sobre el final de la primera etapa, Wanderers entró a la cancha del Gran Parque Central perdiendo por goleada: en lo que va del año disputó un partido oficial contra seis que Zamora, por su parte, jugó en la actividad local del fútbol venezolano.

El equipo bohemio, entonces, sintió y dio muestras de acusar esa desventaja. A saber:

1) No estuvo fino, fluido en el manejo de la pelota, algo que es determinante para un cuadro con su estilo, que trata de salir y llegar tocando.

2) Por la limitante anterior, al ser más impreciso que nunca, cayó en el juego vertical y no sólo llegó muy poco, sino que dejó espacios.

3) La última faceta, contrastó con la imagen de un rival que, sin ser gran equipo, no dejó huecos entre sus líneas, jugó en forma apretada, incluso cuando salió a presionar el arranque desde el fondo mismo -y sobretodo el mediocampo- de Wanderers; y

4) El local propició jugadas como esa en la que Colombino a los 25’ perdió la pelota y, en un gran contragolpe, Murillo puso a Zamora en ventaja.

Primera virtud de Wanderers, entonces: pese a que a los 30’ fue expulsado Colombino, con lo que se desvaneció la superioridad numérica que tenía a su favor desde los 19’, cuando Faría dejó con 10 a los venzolanos, a pedido su técnico -que se dirigía sus jugadores poniendo las palmas de sus manos hacia abajo- cuando el equió salía desde su campo, creyó en lo suyo, apostó a su juego, metió sin perder la calma.

De esa forma, llegando por afuera y abajo, Wanderers logró el empate al final del primer tiempo, y cuando se largó por el triunfo en el segundo, y otra vez dejó espacios -ahí por necesidad- y volvió a quedar abajo en el score por un zapatazo desde afuera del área, afloró el corazón caliente de los jugadores y la cabeza fría de Arias afuera de la cancha: salió Riolfo, que es el “carburador” bohemio y estuvo “tapado” por la falta de competencia, y entró Reymúndez, que fue gravitante porque, ya estando Zamora con 9 por roja a Ovalle, le hicieron el penal que Albarracín transformó el empate y luego convirtió el gol de la victoria, que hasta pudo ser más amplia si un caño no hubiese devuelto un balazo de Galli.

Wanderers, pues, remó de atrás, y venció a dos rivales, uno de los cuales llegó ganándole por goleada en materia de rodaje.

Wanderers 3 - 2 Zamora

Cancha: Parque Central.

Juez: Raúl Orozco (Bolivia)

Wanderers: Burián; Silva, Bueno, Lima y Maxi Olivera; Santi Martínez, Colombino; Riolfo (63' Galli); Albarracín (83' Galain), Mascia y Gastón Rodriguez (63' Reymúndez). 

Zamora: Forero, Faría, Perlaza, Valdez, Ovalle, Vargas, Flores, Murillo, Soteldo (29' J. Torres), Osorio (84' )y Pluchino (65' Bello).

Goles: 26' Murillo (Z), 46' Rodríguez (W), 53' Flores (Z), 78' Albarracín (W), 81' Reymúndez (W) 

Tarjeta roja: Faría 20' (Z), Colombino 30' (W), Ovalle 77' (Z), 90' Murillo (Z), 90' Mascia (W)

Tarjetas amarillas: Ovalle (Z), Colombino (W), Bueno (W), Reymúndez (W)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)