SUDAMERICANO SUB 20

Se reúnen por Mancilla

La Comisión Técnica analizará la actuación del árbitro ante Venezuela.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Protesta. Los jugadores de Venezuela se le fueron con todo encima al árbitro boliviano.

Uruguay clasificó como primero de su grupo y demostrando un alto nivel de juego. Contagió al público que acompañó en buen número en las cuatro presentaciones en el Estadio Domingo Burgueño Miguel y demostró que tiene buen material para dar pelea en el hexagonal final. Sin embargo, el partido ante Venezuela sigue en el tapete. Más allá de que Uruguay llegó clasificado a ese encuentro y la "Vinotinto" no se jugaba nada, el choque terminó teniendo más repercusión de lo esperado.

La jugada del final recorrió el mundo. Las imágenes se repiten una y otra vez en televisión y el tema aún se discute en la calle y en las redes sociales.

Es que el árbitro boliviano Alejandro Mancilla se llevó la tapa de todos los diarios en un partido que aparentaba ser el más tranquilo de todos los que se habían disputado en Maldonado. En el minuto 92, cuando Uruguay caía 1 a 0, dio el gol de Ale y luego de cinco minutos, durante los que los venezolanos le protestaron y hasta lo agredieron, anuló el tanto ante el asombro de jugadores, hinchas y periodistas.

"Nunca en mi vida me pasó algo así. De hecho, el cuarto árbitro le había dicho a Jaime Báez que el partido ya estaba terminado. Entonces pensamos que habíamos empatado, porque él (Mancilla) el gol lo había cobrado; pero después fue hasta el área, apoyo la pelota e indicó que siga el juego", destacó Gastón Faber que llevó la cinta en dicho encuentro ante la ausencia de Nahitan Nández.

"Lo que dice el juez es que alguien de afuera vio la jugada por televisión y le informó al cuarto árbitro que había sido foul y en eso se basó su argumento, pero tampoco podemos confiarnos de eso. No sé si lo dijo en serio o de repente para sacarse a los jugadores de arriba", agregó el volante.

Agustín Ale, el protagonista de la jugada, dice que el árbitro no le dio ninguna respuesta y aseguró que en ningún momento le cometió infracción al arquero venezolano. "No lo toco. Salto solo y cabeceo", recalcó.

Lo cierto es que Uruguay no tuvo ninguna justificación oficial sobre este hecho. Los árbitros no tienen obligación de dar explicaciones y los dirigentes celestes se fueron del Campus con las manos vacías. La Celeste perdió su invicto en un partido que parecía accesible desde lo deportivo y donde nadie imaginaba un desenlace de esta índole.

Mientras Uruguay se instaló nuevamente en el Complejo Celeste para poner la cabeza en el partido del lunes ante Brasil por la primera jornada del hexagonal, se analizará la actuación de Alejandro Mancilla. Entre ayer y hoy, la Comisión Técnica se reunirá en Montevideo y pondrá sobre la mesa la actuación del boliviano. Se espera que el árbitro y también sus asistentes reciban distintos tipos de sanciones.

LO BUENO DE LO MALO...

Tal vez el aspecto "positivo" de la derrota con Venezuela fue que el equipo no se cargó de tarjetas amarillas en un encuentro polémico y de mucha pierna fuerte. Los únicos amonestados fueron Agustín Ale y Franco Pizzichillo. De este modo, estos dos chiquilines se sumaron a Guillermo Cotugno que arrastra una tarjeta desde el partido contra Brasil. Si reciben una más, quedarán automáticamente fuera del siguiente cotejo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)