PEÑAROL

A replantear la idea con el “Mota”

La vuelta de Walter Gargano pondrá a Diego López contra la espada y la pared: ¿toca o no toca el doble cinco?

Guzmán Pereira y Walter Gargano. Foto: Ariel Colmegna
Foto: archivo El País.

La inminente vuelta de Walter Gargano coincide con el mejor momento de Peñarol desde que Diego López tomó las riendas del equipo. El aurinegro consiguió una seguidilla de resultados que hoy lo tienen en lo más alto del Clausura, pero además consolidó una idea de juego y lo más importante: una columna vertebral.

A comienzos de semestre, “Memo” quiso jugar con el “Cebolla” Rodríguez mucho más cerca del arco contrario. Sin embargo, tras la eliminación de la Copa Sudamericana contra Atlético Paranaense puso marcha atrás y volvió a ubicar al lacacino en la zona de contención. Se convenció de que ahí es donde más jugo le saca al capitán y asimismo también sabe que hoy no posee en el plantel un futbolista con similares características.

Con un Guzmán Pereira exuberante, en su mejor versión, López encontró en este doble cinco la estructura más fuerte del aurinegro. Con entrega, pero también con mucho fútbol, establecieron una muy buena conexión en la mitad de la cancha.

Sin embargo, a menos de dos semanas para que el “Mota” reciba el alta médica tras la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla, se plantea la interrogante: ¿qué hará el DT?

Una de las opciones que tiene es cambiar pieza por pieza y ubicar a Gargano en lugar de Pereira, pero también parece difícil (y hasta suena injusto) que saque del equipo a uno de los picos más altos.

La otra posibilidad es que se anime a juntar a Pereira y Gargano en la contención y corra al “Cebolla” Rodríguez. Con el nivel que hoy tiene Guzmán, esa opción no suena nada alocada, ya que el “Mota” es un futbolista que a pesar de que su fuerte es la marca, traslada muy bien el balón. Puede hacer de volante mixto.

A mediados del año pasado, cuando Gargano llegó al aurinegro, Leonardo Ramos apostó por ellos, pero a la quinta fecha se decidió por pasar al “Cebolla” al centro del terreno. Lo cierto es que aquel Guzmán se parece muy poco a este, dueño de la mitad de la cancha y con el apoyo constante de la tribuna. Con la banca que hoy puede ofrecerle, la situación se presta para que Gargano se desempeñe como volante mixto, con más salida.

Sobre el cierre del mes, el “Mota” recibirá el alta médica. Seguramente López empiece a probar en el transcurso de los partidos, dándole algunos minutos a Gargano para no sobreexigirlo en su vuelta tras seis meses de inactividad.

Lo que está claro es que inevitablemente la presencia del número 23 lleva a la duda acerca de qué hará López.

Está en la recta final

Walter Gargano acelera su recuperación con el fisioterapeuta Marcos Sosa. El cuerpo médico del club está satisfecho con la evolución del jugador. Cuando oficialmente reciba el alta “solo le faltará ritmo de competencia”.

La pregunta: ¿Hay lugar para los tres?

- Walter Gargano: Desnivelante en la obtención del último Campeonato Uruguayo, está casi pronto tras la lesión en la rodilla. Peñarol lo extrañó muchísimo en la primera parte de este año.

- Guzmán Pereira: La vara que le dejó Gargano estaba altísima. Sin embargo, con su impronta, terminó ganándose los aplausos de los hinchas. Está en su mejor momento.

- Cristian Rodríguez: La principal figura de este equipo. El jugador desequilibrante. El regreso del “Mota” podría adelantarlo en la cancha o llevarlo a su posición natural en la banda zurda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º