SELECCIÓN

Renzo Rodríguez y su revancha con la Celeste

El arquero se quedó con las ganas de clasificar al Mundial en la Sub 17; hoy asume la responsabilidad de defender el arco de la Sub 20 y quiere levantar la copa de campeón.

Foto: @AUFOficial
Foto: @AUFOficial

Renzo Rodríguez, el arquero de la selección Sub 20, estaba por irse a dormir una siesta en el hotel Termas de Cauquenes donde concentra la selección de Fabián Coito durante el hexagonal final del torneo Sudamericano que se juega íntegramente en la ciudad de Rancagua.

Pero antes dialogó con Ovación sobre el partido que los celestes jugarán esta tarde frente a Argentina, a las 17:30. Y donde les alcanzará con conseguir un punto para clasificar al Mundial de la categoría que se jugará en Polonia en el mes de mayo.

“Es importantísimo llegar así al partido, aunque no pensamos en el empate, sino en ganarlo para estar a un paso de salir campeones. Nuestro primer objetivo era clasificar al Mundial, pero ahora que estamos tan cerca de salir campeones nos hemos puesto eso como objetivo”, reconoció el arquero que utiliza la camiseta número 12.

“Estamos muy contentos porque en la fase de grupos no nos fue muy bien, pero todos juntos y siendo un equipo lo pudimos sacar adelante. No empezamos bien con Perú pero nos fuimos afianzando, cada uno en su rol. Se fueron dando las cosas y clasificamos al hexagonal donde se empieza todo de cero. Y por suerte nos está yendo muy bien en esta etapa nueva”, agregó el aurinegro.

Esta tarde, Uruguay volverá a estar cara a cara con su vecino del Río de la Plata al que ya enfrentó en el grupo B y cayó por la mínima diferencia. “Va a ser un partido diferente, primero que nada porque ganando y si se dan otros resultados podemos salir campeones. Y si ganamos, pero no se dan los otros resultados que necesitamos, quedamos a un empate de conseguir el título. Desde el punto de vista anímico va a ser muy distinto al partido anterior”.

Foto: @AUFOficial
Foto: @AUFOficial

ALBICELESTES. Argentina también se ha ido superando a lo largo del torneo y viene de golear a Venezuela, uno de los mejores equipos del torneo, por 3 a 0. “Lo veo muy bien desde lo futbolístico, pero también estamos bien nosotros. Los dos equipos llegamos bien espiritual y deportivamente. Ellos también se fueron afianzando. Gaich, el número 9 de ellos anda muy bien. Va a estar muy bueno de jugar y va a ser muy diferente al de la otra vez”, afirmó quien no solo ha estudiado a Gaich. “Preocupan todos, Maroni también es un gran jugador. Pero estoy muy tranquilo y confío en mis compañeros de la defensa, por más que Bruno (Méndez) no pueda jugar porque no está habilitado”, añadió sobre el capitán que recibió dos tarjetas amarillas y está suspendido para esta tarde.

“Bruno igual va a estar en el vestuario con nosotros y en la tribuna apoyando y alentando. Además, tenemos un subcapitán que es Sebastián Cáceres, que lo va a hacer muy bien. Lo mismo que el que vaya a entrar en lugar de Bruno porque por más que estén en el banco están preparados para suplantarlo. Cada uno tiene su rol en este grupo y colabora con su granito de arena”, explicó convencido.

PROCESO. Renzo es un típico producto del proceso celeste. Comenzó en la Sub 15 y pasó por la Sub 17 antes de integrar la Sub 20, por lo que levantar la copa tiene un significado muy grande para él. “Sería algo muy lindo, con lo que vengo soñando desde que empecé en la Sub 15. En la Sub 15 no tuve muchas posibilidades de jugar, estuve sólo en un partido. Y luego en la Sub 17 estuvimos muy cerca de clasificar al Mundial y no pudimos. Y ahora que tenemos esta posibilidad quiero aprovecharla al máximo. Siempre se dice que el fútbol da revancha y ahora me está dando revancha a mí como se la ha dado a muchos”.

ROJO. El arquero recién cumplió los 20 años hace unos días, el 23 de enero, pero ya entrena con el plantel principal de Independiente y en el club de Avellaneda han decidido hacerle un contrato de mayor.

“Sí, cuando regrese voy a tener que arreglar eso. Pero ya está todo pautado. Es un plus anímico para mí, para darle con todo acá en la selección. Hoy estoy enfocado solo en esto, pero estoy muy contento con el club donde estoy hoy en día”.

Justamente en Independiente tiene un buen espejo donde mirarse: el arquero Martín Campaña. “Aprendo día a día con él. Es un gran arquero que tiene experiencia en partidos internacionales y en la selección mayor y me sirve mucho observarlo en los entrenamientos y partidos”, contó sobre su compañero. “Me ha escrito a ver cómo estaba. Siempre me da su apoyo, es muy atento Martín y se lo agradezco mucho”.

Basta intercambiar unas palabras con el arquero celeste para darse cuenta de su madurez. Es que vivió muchas cosas a pesar de sus pocos años. Se fue de Peñarol a River Plate de Argentina y también vivió solo un año en Italia, cuando tenía 17 años. “En el 2016 estuve seis meses en el Inter de Milán y luego me fui al Nodara. Son experiencias que te pone la vida en el camino y que sirven mucho para la maduración. Obvio, que estudiar es muy importante, y es bueno tener otras cosas en la cabeza, pero la vida te pone adelante algunas cosas que no te da el estudio y que te ayudan a madurar. Y si después la vida te plantea lo mismo ya sabés de que se trata. Y además se lo podés transmitir a los que tenés al lado, como hace ahora Martín con nosotros”, analizó quien terminó tercero de liceo, pero dejó de estudiar cuando se fue a Italia. “Pero ahora que estoy fijo en Argentina y que firmo por tres años, lo voy a retomar. Creo que el estudio es fundamental”.

Renzo vive solo en Buenos Aires, en Ezeiza, muy cerca del aeropuerto. Tiene como una hora de viaje hasta el entrenamiento, pero va en su propio auto porque ningún compañero vive por allí. “A veces me cocino, y otras veces me pido. En realidad se pide más de lo que se cocina”, reconoció riendo.

No tiene novia pero admitió que en Uruguay puede haber alguna cosita. “Había algo, vamos a ver ahora cuando vuelva qué pasa”, reconoció el ‘Chino’, como le decían en Peñarol.

El apodo lo heredó de su padre. El verdadero Chino, su madre y su hermano estuvieron alentándolo en Chile durante la primera fase, pero luego tuvieron que regresar a Uruguay. “Ahora no están, pero para mí es como si estuvieran, porque siempre me escriben y brindan su apoyo”.

Bacchia, su otro apellido.

Bacchia es el apellido que se puede leer en la camiseta de Renzo. Es el de su padre biológico por el que optó por su origen italiano para poder conseguir el pasaporte comunitario. “Lo acepté por eso, igual está todo bien con mi padre biológico. No lo veo mucho por circunstancias de la vida, pero no hay problema”, contó quien siente al Chino que lo crió como su padre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)