TORNEO APERTURA

Rentistas, primera de cuatro paradas

Peñarol encara una serie de juegos, entre ellos el clásico, de la cual dependerá su futuro en el Apertura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Albarracin

Rentistas es la primera de cuatro paradas para el tren de Peñarol, tras las cuales se verá qué tan lejos le queda el destino que se trazó. El técnico Pablo Bengoechea lo sabe muy bien. "A partir de ahora es un campeonato de cuatro fechas que nos va a ubicar de cara al final del torneo. En este campeonato de 12 puntos que tenemos por delante, se definen muchas cosas".

Esta marcha de cuatro estaciones se cerrará con el clásico. Los "bichos colorados" son los primeros que lo aguardan y luego vendrán Liverpool (supuestamente en Belvedere), Villa Teresa y Nacional.

Sumar todos los puntos de aquí en más supone para Peñarol alcanzar la punta del Apertura, sin importar cómo le vaya a los demás. De allí de la importancia de todos los puntos que debe jugar y no solo los del clásico.

Luego de haber apostado por una formación que ha tenido retoques pero que básicamente fue la misma, Bengoechea mete mano en forma profunda, pues hay variantes en todas las líneas.

Zaga conocida.

El regreso de Guillermo Rodríguez a Peñarol fue fulgurante. En su primer partido a la orden, ante Danubio (1-0), jugó los segundos 45 minutos por la lesión de Emilio Mac Eachen. Y esta tarde, por una "penitencia" del joven zaguero, será titular junto a un viejo conocido: su amigo Carlos Valdez.

Ambos conformaron la defensa central aurinegra en aquel equipo que en 2011 llegó a la final de la Copa Libertadores. Con el retorno de Guillermo Rodríguez, Peñarol gana en personalidad y, por qué no, reciedumbre. Además, suma experiencia, juego aéreo y solvencia en los mano a mano, aunque también es cierto que todavía no tiene el ritmo de competencia. Tanto es así que la semana pasada Peñarol disputó dos amistosos y él estuvo en ambos, pues Bengoechea quería darle minutos de juego.

Más cambios.

Además de un cambio de figura táctica del 4-3-1-2 al 4-4-2, hay dos variantes en el mediocampo que a su vez afecta a la ofensiva. Por la misma razón (acto de indisciplina) que Mac Eachen, Sebastián Píriz tampoco entró en la convocatoria, por lo cual obviamente deja su lugar en la oncena. El sustituto elegido por Bengoechea supone además una variante de corte ofensiva.

Nicolás Albarracín ocupará un lugar en la zona derecha, retornando Luis Aguiar a conformar el doble cinco junto a Nahitan Nandez.

Un segundo cambio en la zona media que influirá en la de ataque es el ingreso del veloz argentino Carlos Luque por Diego Ifrán. Esta es una apuesta arriesgada por cierto de Bengoechea, pues con tres tantos, el que ahora deja el equipo es —junto a Aguiar— uno de los dos goleadores del equipo con tres tantos.

La idea del entrenador carbonero es clara: darle velocidad a los extremos, para crear fútbol y definir por el medio, ya sea con Marcelo Zalayeta o con Diego Forlán, que en este caso jugará unos metros más adelante de lo habitual.

"Lo que vimos en los amistosos que jugamos durante el parate fue lo que nos llevó a realizar cambios. Vimos a algunos muchachos muy bien, creciendo en su rendimiento", confesó Bengoechea al explicar las variantes. Tanto Albarracín como Luque anotaron goles en los dos amistosos de la semana pasada.

Con otras caras, pero con la misma responsabilidad de siempre, Peñarol enfrenta a Rentistas, buscando además mayor solidez defensiva con una zaga veterana y velocidad por las bandas para llegar a ese gol que tanto le cuesta.

Diego Ifrán.

Por segunda vez será suplente. Antes lo fue ante Defensor. Con tres goles, es artillero del equipo.

El mirasol lleva un 6-0.

Peñarol ganó los úlitmos dos choques con Rentistas; hizo seis goles y no recibió ninguno: 2-0 y 4-0.

Un gran recuerdo.

Guillermo Reyes, arquero de Rentistas, estuvo a punto de hacerle un gol de arco a arco a Peñarol en 2013.

Banco sin creación.

Hernán Novick sufrió un desgarro y Bengoechea no tiene un volante creativo como alternativa.

LAS CLAVES.

1 - Bandas.

Con los ingresos de Albarracín y Luque, Peñarol apuesta definitivamente a hacer la diferencia con velocidad por las puntas. A su vez, se busca que Diogo no pase tanto al ataque y le exploten las espaldas, como ya se ha hecho habitual.

2 - Generación.

Para que los extremos desequilibren, necesitarán que los habiliten bien. Esta tarea recaerá en Aguiar, Forlán y Zalayeta. Para Diego puede ser fundamental, porque descargar y posicionarse para definir la jugada es una de sus fortalezas.

3 - Contención.

Por más que Aguiar colabora, una vez más Nandez quedará expuesto a una labor muy sacrificada para contener en el medio. Por eso Peñarol deberá defenderse con la pelota y ser paciente por el momento justo para lanzar a sus delanteros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)