PEÑAROL

Por renovar la casa

Peñarol vuelve al Campeón del Siglo donde suma más triunfos que otra cosa, pero el sabor igual es amargo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Campeon del Siglo. El estadio aurinegro vivirá por primera vez el inicio de un torneo. Foto: Fernando Ponzetto

Peñarol vuelve el domingo a jugar en su estadio, el Campeón del Siglo. Los aurinegros debutarán en el Campeonato Uruguayo Especial frente a Liverpool como locales en su nuevo escenario.

En su estadio, Peñarol jugó cinco partidos oficiales. Y los números no son negativos: consiguió tres victorias, un empate y una derrota. Sin embargo, la sensación del hincha no es positiva, porque en su casa los carboneros sufrieron dos duros golpes. El primero cuando Plaza Colonia los derrotó por la penúltima fecha del Clausura pasado, se consagró campeón de ese torneo y dio la vuelta. Y el segundo, cuando empataron 1 a 1 ante Sportivo Luqueño y quedaron tempranamente eliminados de la Copa Sudamericana.

Cabe repasar los partidos oficiales que Peñarol disputó en el Campeón del Siglo. El primero, después de las dos fiestas de inauguración que tuvieron lugar a fines de marzo, fue frente a Danubio por la octava fecha del torneo Clausura. Aquel 9 de abril, el equipo carbonero ganó 2 a 1 con goles anotados por Nicolás Albarracín y Cristian Palacios. Mientras que Carlos Grosmüller descontó para la franja.

El segundo partido oficial de los carboneros en su estadio se disputó el 19 de abril por la Copa Libertadores. Un Peñarol eliminado, recibió a Sporting Cristal y le ganó 4 a 3. A los 24 minutos, el equipo de Jorge Da Silva ya perdía 2 a 0, pero Luis Aguiar descontó a la media hora. Faltando cinco minutos para el final del primer tiempo, los incaicos marcaron el tercer gol y ampliaron la diferencia. Pero dos goles de Hernán Novick, que había ingresado a los 69, empataron el partido. Y a los 85 Nicolás Albarracín, que también había ingresado desde el banco, anotó el cuarto gol de los aurinegros, que terminaron quedándose con la victoria.

El triunfo no servía de nada, dado que ya habían quedado afuera de la Copa en la fecha anterior frente a Huracán en Parque Patricios, pero esa noche los hinchas aurinegros se fueron del Campeón del Siglo con la sensación de que eran invencibles en su nueva cancha.

Para reafirmar esa creencia, 10 días después derrotaron a Liverpool por la mínima diferencia en partido correspondiente a la décima fecha del Clausura. El gol fue marcado por el "Hormiga" Carlos Valdez.

Pero el Campeón del Siglo dejó rápidamente de ser irreductible y sufrió un duro revés cuando Plaza Colonia dio allí la primera vuelta olímpica. El 29 de mayo, los entonces dirigidos por Eduardo Espinel le ganaron a Peñarol 2 a 1 y se consagraron campeones del torneo Clausura. El primer gol de los colonienses fue marcado por Nicolás Milesi cuando recién iba un minuto de juego. Peñarol igualó con gol de Miguel Murillo a los 26. Pero el gol de penal anotado por Alejandro Villoldo a la media hora del complemento, le dio el título a Plaza Colonia que hizo historia y fue el primer equipo en profanar el escenario mirasol.

Aunque luego Peñarol venció a Plaza Colonia en la final y se quedó con el Campeonato Uruguayo, el golpe de la vuelta olímpica de Plaza no fue fácil de digerir para los hinchas que se habían imaginado una vuelta propia en un estadio que los llenaba de orgullo.

Para peor, la semana pasada el equipo del "Polilla" igualó 1 a 1 con un discreto Sportivo Luqueño y quedó rápidamente afuera de la Copa Sudamericana. Otro trago amargo en el Campeón del Siglo.

Esa noche, los hinchas se hicieron presente en muy buen número en el estadio, convencidos de que tras el empate sin goles registrado en Paraguay una semana antes, no sería difícil vencer a Luqueño como locales. A un minuto del final, el partido estaba empatado sin goles, lo que forzaba la definición por penales. Pero Maximiliano Perg, que había cumplido muy buena labor en la zaga sustituyendo al lesionado Valdez, tuvo la mala suerte de resbalarse y David Mendieta abrió el marcador a los 91. Una terrible desazón cayó sobre los hinchas carboneros. Un minuto después, el brasileño Bressan aprovechó un rebote en el área e igualó el partido, pero su gol no sirvió de nada. Peñarol, en su estadio sufría otro golpe y quedaba afuera de la Copa Sudamericana.

El domingo, arranca otra historia en el CDS. Y los hinchas esperan que sea positiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)