SEGURIDAD EN EL FÚTBOL

Un relato espeluznante

El ministro del Interior asistió el martes pasado a la sesión de la Comisión Especial de Seguridad Pública y Convivencia del Senado, donde manejó datos tan reveladores como graves sobre el tema de la seguridad en el fútbol uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bonomi

JORGE SAVIA

En esa instancia, Eduardo Bonomi se refirió al ejercicio del derecho de admisión, que en un primer momento los dirigentes de la AUF y los clubes querían que corriera por cuenta de la Policía, mientras el gobierno entendía que debían hacerse cargo las instituciones pues se aplicaría en espectáculos privados, diciendo que “esa discusión duró bastante tiempo”, para concluir señalando que las autoridades convinieron que “no era posible plantear el ejercicio del derecho de admisión por parte de los clubes debido a las situaciones que se estaban dando”.

El ministro, entonces, fundamentó el cambio de la postura oficial, diciendo que “basta ver lo sucedido: uno de los dos clubes grandes tenía dos referentes de la hinchadas; a uno de ellos lo trataron de matar tres veces, después de la tercera vez dejó de ser referente; el segundo referente renunció a serlo: y el tercero, a quien le querían dar la responsabilidad, no aceptó y a la semana lo mataron. No lo mataron por fútbol, sino a raíz de otra situación, y después mataron a los que lo mataron”.

El ministro admitió que “ante una cosa así, cualquier dirigente siente un temor legítimo; en definitiva: no se iba a ejercer (por parte de los clubes) el derecho de admisión. Llegamos a la conclusión -y lo acordamos- que eso había que hacerlo con cámaras, con un software de identificación facial que llevara a la creación de una base de datos”.

En eso están ahora, pues, el gobierno y la AUF. Un tema más allá del cual, o en su contexto, cabe una reflexión para lo expresado por Bonomi en el ámbito parlamentario: es espeluznante, grave; tanto que, por testimonios como el suyo, es inimaginable que el fútbol por sí sólo pueda -así deba o no- hacerse cargo de una problemática que excede a los límites de su ámbito y le compete a toda la sociedad uruguaya.

ADMISIÓN

Sólo la foto, no sirve

Bonomi enfatizó que “sobre quiénes integran la base de datos, el impedimento de entrar lo pone la Policía, pero lo hace teniendo en cuenta esos datos; la Policía puede impedir la entrada sólo a quienes tengan antecedentes de violencia en el deporte, determinado por un juez, no sirve la foto o que la Policía lo conozca”,

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)