TORNEO APERTURA

Reinventarse es la gran meta de Peñarol

Diego López apronta otro partido clave con un objetivo muy claro: mejorar. 

Diego López en la práctica de Peñarol en Los Aromos. Foto:Francisco Flores.
Diego López en la práctica de Peñarol en Los Aromos preparando el próximo partido del aurinegro que será este sábado frente a Fénix. Foto:Francisco Flores.

El juego de Peñarol en los últimos partidos no mostró la mejor versión de un equipo que está capacitado para dar mucho más y que ya lo demostró.

Ese Peñarol arrollador de las primeras fechas del Torneo Apertura, el que brilló en Río de Janeiro ante Flamengo y el que jugó un gran segundo tiempo frente a Liga de Quito en el Campeón del Siglo, está muy distante del Peñarol de estos días.

Y en el tiempo, la distancia no es tanta, pero el intenso calendario empieza a jugar su papel y los resultados en los partidos más importantes no llegaron, sobre todo por la Copa Libertadores de América.

La ilusión del plantel aurinegro por avanzar a octavos de final era muy grande y no haberle ganado a Flamengo en Montevideo hizo que a pesar de terminar el Grupo 4 con 10 puntos, el equipo quedara eliminado del certamen.

Luego vino el clásico, el primero en la historia del Campeón del Siglo. Nacional jugó todo el segundo tiempo con 10 futbolistas y el equipo de Diego López no pudo romper ese empate 1-1.

Lo principal para el aurinegro fue no perder, pero quedó esa sensación de que pudo haberlo ganado, sobre todo por haber tenido ese hombre de más y también por no lograr un rendimiento esperado.

El ataque carbonero no funcionó y nuevamente quedó en el debe. Por segundo partido consecutivo los delanteros no pudieron anotar y en los últimos dos encuentros, apenas convirtió un gol.

Pero ahora en Peñarol no hay tiempo para el lamento porque este sábado deberá visitar a Fénix en el Parque Capurro y en caso de ganar y que Danubio no lo haga, el carbonero será el campeón del Torneo Apertura a falta de dos fechas para el final.

En tal sentido y en Los Aromos, el plantel aurinegro trabaja preparando ese encuentro que puede ser decisivo y que le puede llegar a dar una tranquilidad particular, pues si este fin de semana logra ser campeón del Apertura, podrá afrontar la segunda fase de la Copa Sudamericana sin tanta presión.

“Dos toques muchachos, dos toques”, eran las indicaciones de Diego López ayer en la práctica que se llevó a cabo en horas de la mañana en Los Aromos.

Luego de la entrada en calor con el profe Alejandro Valenzuela, los jugadores saltaron a la cancha 2 y primero hubo fútbol táctico con transiciones de defensa a ataque, apelando a las bandas pero también buscando variantes ofensivas, esas que Peñarol no tuvo en sus últimas dos presentaciones.

Ahora se vendrá Fénix y el aurinegro sabe que tiene otra prueba de fuego para seguir en lo más alto del Apertura, pero con la gran chance de ser campeón con anticipación.

Peñarol intenta reinventarse y para eso trabaja en Los Aromos tratando de volver a ser ese equipo que proponía y generaba mucho fútbol en la ofensiva. El que viene será un partido clave y todas las baterías están puestas en Fénix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)