LIVERPOOL

El regreso: Liverpool volvió a Lomas de Zamora como campeón

Ayer se vacunaron contra la fiebre amarilla para viajar a Venezuela donde jugarán ante Llaneros por la Copa Sudamericana y luego entrenaron en su casa.

Cuello
Cuello. Consiguió el sábado su primer título como entrenador. Ahora se prepara para la Sudamericana, pero con el ánimo en las nubes.  Foto: Darwin Borrelli.

"Yo tenía unas ganas de venir y reencontrarnos. ¿A ustedes les pasó lo mismo? Díganme que sí, que no soy yo que me estoy poniendo viejo y melancólico”. Así comenzó Román Cuello la charla en la primera práctica de los negriazules tras ganar la Supercopa.

Luego hubo tiempo de hablar del compromiso y de poner de ejemplo a Emiliano Alfaro, quien estuvo en el banco a pesar de la importancia que tiene en el club y de que los hinchas esperaban verlo jugar. “El compromiso de Emiliano y de todos los que estaban afuera es tan válido como el del que jugó acalambrado”, dijo el técnico quien interactúa con los futbolistas en la charla y les hace preguntas.

Atentos
Atentos. Los futbolistas negriazules escuchado la charla del técnico.

“Fuimos capaces de ganar contra todos. Contra un grande que te tira la camiseta arriba y contra nosotros mismos, contra nuestra cabeza. Dependía de nosotros. Demostramos que este equipo tiene todo para salir adelante en las difíciles”, continuó Cuello.

El entrenamiento fue muy leve. Varios pasaron por sanidad por diversas contracturas producto del alargue y el esfuerzo, pero nada grave. Por la mañana se habían dado la vacuna contra la fiebre amarilla para viajar el domingo a Venezuela donde enfrentarán a Llaneros por la Copa Sudamericana. Se movieron a la sombra o en el gimnasio porque el sol estaba prohibido.

colombia

El "Colo" Ramírez con el celular en el bolsillo

Juan Ignacio Ramírez, quien anotó 24 goles para Liverpool el año pasado, vio la final por el celular en una habitación del hotel de los celestes en Colombia junto a Acevedo y Cáceres. “Estábamos los tres de Liverpool y gritamos los goles como locos. Después, cuando Nacional se venía nos pusimos nerviosos y cuando nos empataron casi nos morimos. Luego vimos unos minutos del alargue y nos tuvimos que ir a una actividad. Yo me llevé el celular y cuando terminó la charla puse otra vez la aplicación y ya estaban festejando. Después vi el compacto y fue un gran orgullo. Enseguida me comunique con Palma para saludarlo porque trabaja mucho para el club igual que los funcionarios”, dijo el “Colo”, quien ayer anotó en el partido de Uruguay ante Argentina en el cuadrangular final del torneo Preolímpico.

CÁNDIDO. “Este es una semana muy linda, podemos trabajar con tranquilidad después de lo que conseguimos el sábado”, analizó Camilo Cándido quien llegó a Liverpool a mediados del año pasado. Y ya consiguió dos títulos.

“Lo mío fue una locura. Es algo que muy pocas veces pasa y cuando se da hay que disfrutarlo”, agregó quien le dio el pase a Fabricio Díaz para el cuarto gol. “Llegué al fondo y lo vi a Fabricio, pero él estaba en una pierna. Pero cuando vi que se tiró ya salí gritando el gol porque sabía que la pelota iba a terminar adentro”, contó.

“Pero todo el equipo estuvo a la altura, demostró rebeldía y carácter y mucho compromiso con nosotros mismos y con la gente. Estamos con mucha ilusión de seguir haciendo cosas importantes para este club”, aseguró el lateral que tiene una peluquería a medias con su suegro y dos compañeros.

“Yo no corto el pelo pero me gusta el ambiente, el chusmerío de la peluquería de hombres.... Je. Y nos está yendo bien”.

ARGENTINO. El arquero Andrés Mehring llegó al club recomendado por su compatriota Óscar Ustari, quien jugó la temporada pasada y se fue a Pachuca con Pezzolano. Tiene 25 años y es su primera salida al exterior. “Necesitaba cambiar de aire y era una buena experiencia cruzar. Encontré compañeros excelentes, sencillos y humildes que enseguida me incluyeron. Y esa es la base de todo, sentirse bien en el lugar donde se trabaja es clave”, dijo Andrés.

Arqueros

“Además, acá estoy más cerca de mi casa en Santa Fe, que de Mendoza donde estaba”. El arquero tuvo muy buen rendimiento ante Nacional. “Creo que todo el equipo anduvo, en todas las líneas. Nos empataron a lo último pero pudimos haberlo liquidado antes para no sufrir tanto. Pero las finales son así y no se puede especular mucho con ideas de juego. Era un partido único y había que tratar de ganarlo”, afirmó y reveló que el del sábado fue el primer título de su carrera.

Esto es como un sueño cumplido no había ganado ningún título como profesional, llegué acá y lo puede conseguir en el primer partido ¡Ni soñándolo!”, reconoció quien está acompañado por su pareja Ludmila, una pediatra que está esperando un bebé que será uruguayo. “Me tengo que sacar el sombrero porque me banca en todas, buenas y malas. Y no es fácil estar al lado de un futbolista que suele tener que hacer las valijas seguido”.

CACHIMBA. Otro que llegó a Liverpool fue Martín Correa. Vino cedido de Defensor Sporting y de buenas a primeras se encontró con una copa. “Me dolió un poco salir de Defensor, pero ya me han pasado otras cosas y sé que el fútbol es así. Lo tomé de la mejor manera esperando que me sirviera para crecer y llegué a un club similar. Acá se hacen las cosas muy bien”, explicó el volante quien se reencontró con excompañeros como Figueredo, Goñi y Firpo.

Estiramientos

“Cuando nos empataron en los descuentos pensé que iba a estar muy complicado. Antes del alargue el entrenador nos dijo que teníamos que estar tranquilos. Que la copa iba a ser nuestra. Que teníamos que ser positivos. Por suerte se nos dio”, afirmó “Cachimba” quien anotó el tercer gol, el de la tranquilidad. “Fue como un alivio porque lo pudimos dar vuelta. En ese momento pensé que lo ganábamos, que no se nos iba a escapar más. Llegué, jugué una final, hice un gol y salí campeón. Y frente a un grande. Si se disfruta cuando les ganás en el torneo, mucho más en una final”, culminó quien llegó a su casa de madrugada y se puso a mirar el partido.

HAZAÑA. Román Cuello reconoció que lo que consiguieron fue una hazaña. “Tuvo todos los ribetes de hazaña. Ni que hubiéramos pedido que saliera así, tan cambiante. Con tanta emoción y suspenso”, y contó que por más que se lamentó que el empate del Chory fuera en el último minuto, pensó que era una posibilidad de sacar a relucir el carácter del equipo y de ganarlo con una adversidad mayor”.

Fue el primer título de Cuello como entrenador. “Estas instancias son para disfrutarlas. Los uruguayos somos muy de sufrir si perdemos y no nos permitimos disfrutar mucho cuando ganamos. Tenemos que sacar aprendizaje de esto. Cuando uno pierde se saca aprendizaje, pero ganando también”, finalizó el técnico campeón que estuvo acompañado por su familia en Maldonado.

técnicos

La alegría de Pezzolano y el mensaje que le mandó Cuello

“Fue una alegría enorme, por todos los amigos que tengo ahí... Por el estilo que se sigue afianzando con resultados, ganando dos torneos. Y porque Liverpool agarró una identidad que le va a hacer vender más y mejores jugadores (más preparados en el entendimiento de juego y para jugar en cualquier estilo de juego cuando se vayan a otro equipo, porque están intentando jugar al que es más difícil de llevar a cabo) y ganar cosas a corto y largo plazo”, dijo Paulo Pezzolano cuyo equipo, Pachuca, jugó a la misma hora el sábado y no pudo ver la final.
Pero recibió un mensaje que le mandó Román Cuello desde el vestuario del Campus.  "Le dije que la posibilidad no la habían dado ellos al ganar el torneo Intermedio", contó Cuello. Es que además, Pezzolano fue quien lo recomendó para sucederlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)