vea el interactivo

De regreso a casa sin la Celeste

Siete históricos de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 se lucen cada fin de semana en las canchas de Montevideo y pasean su clase ante jugadores de las nuevas generaciones.

Pasaron 40 años y muchas frustraciones para que el hincha reconozca el esfuerzo por encima de un título, la garra por sobre una conquista, el fútbol por encima de una vuelta olímpica.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Ese cambio lo hizo posible la selección uruguaya que disputó la Copa del Mundo de Sudáfrica en 2010.

El retorno de los Celestes a Montevideo fue mágico. El pueblo salió a la calle y los recibió como héroes, una postal tan diferente y contrastante con aquella que marcó el regreso de los celestes que habían jugado el Mundial de México 70 que también volvían con el cuatro puesto bajo el brazo, pero no hubo nadie que los esperara en el viejo Aeropuerto Internacional de Carrasco.

Fueron 40 años entre un Mundial y otro, con el mismo resultado, pero con diferente concepción. Ya no se cantaba el "uruguayos campeonessss de América y el Mundoooo"... por las calles de todo el país resonaba fuerte el "soyyyy Celesteeee... Celeste soyyy yoooo".

Y de aquel fantástico equipo del 70, que sólo perdió con el Brasil Campeón de Pelé, Gerson, Tostao y Rivelinho, todos jugaban en el medio, eran futbolistas que alineaban cada fin de semana en los clubes locales.

Mazurkiewicz, para muchos el mejor arquero del mundo, defendía el arco de Peñarol, Luis Ubiña era el capitán de Nacional y de la selección, Atilio Ancheta era zaguero tricolor y Roberto Matosas de los aurinegros, Juan Mujica, el lateral potente de Nacional, y en el medio, Montero Castillo, otro pilar tricolor, Pedro Virgilio Rocha, el gran estratega de la Celeste y Peñarol, Ildo Maneiro el malabarista de Nacional, y arriba Luis Cubilla, talento del tricolor, el "Pocho" Cortés, volante devenido a 9 de Peñarol, y "Cascarilla" Julio César Morales, el puntero imparable de Nacional. Fontes, el otro volante que alternaba como delantero, jugaba en Defensor y Ruben Bareño, no había salido de River.

Todos en casa. Todos estrellas. Todos con la Celeste en el pecho defendiéndola a rajatabla.

Pero 40 años después, el fútbol cambió. Sufrió una metamorfosis brutal. Pasó a ser un negocio millonario por sobre todas las cosas, y los futbolistas de hoy están más cercanos a los sets de Hollywood que a los campos de juego. Todo cambia... lo que no cambia es la pasión de los uruguayos y su amor por el terruño y los clubes.

Por eso hoy vemos a siete históricos de Sudáfrica 2010 en las canchas de Montevideo. Como hace 40 años, sólo que ahora están de regreso (en su gran mayoría) para hacer realidad el sueño y vestir la casaca del club de sus amores.

Ahí se lo puede ver a Forlán con la aurinegra, al "Loco" Abreu con la tricolor, dos hombres que fueron símbolos de aquella Celeste de Sudáfrica y después repitieran (título mediante) en la Copa América de Argentina 2011.

El Balón de Oro del Mundial y el autor de la "picadita" en la agónica definición ante Ghana en tanda de penales, hoy son parte del fútbol uruguayo. Pero no son los únicos, Scotti, Fucile, Eguren, "Nacho" González y "Papelito" Fernández también.

Todos pegaron la vuelta, pero esta vez, sin la gloriosa Celeste en el pecho.

Varios de los celestes que defendieron a Uruguay en Sudáfrica jugan en el fútbol local, pero no en la selección.
Varios de los celestes que defendieron a Uruguay en Sudáfrica jugan en el fútbol local, pero no en la selección.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)