RUSIA 2018

¿Regresa el "10" a la selección?

El cambio de sistema que está probando Tabárez podría concretar el retorno de una posición perdida.

Fotos: Darwin Borrelli
Fotos: Darwin Borrelli

Por distintas circunstancias y por la características de los jugadores, el entrenador de la selección uruguaya viene apostando desde hace mucho tiempo por un 4-4-2 con dos jugadores parados en el medio de la cancha y dos por las bandas que intentan suministar el fútbol para los delanteros.

Ignacio González, en aquel debut frente a Francia en el Mundial de Sudáfrica 2010, fue uno de los últimos que jugó como enlace en la selección uruguaya, pero los entrenamientos de la selección en los últimos días reflejan que Óscar Washington Tabárez podría incursionar en el regreso de una posición que hoy en día está cada vez más en desuso como lo es la del “10”.

Más allá de que en la espalda solo uno portará el número, la posición puede ser adoptada por varios de los jugadores que hoy están entre los 26 preconvocados, aunque hay dos que han sido más utilizados por el maestro en los últimos trabajos: Gastón Ramírez y Giorgian de Arrascaeta.

Ambos conocen esa posición y los dos la desempeñan habitualmente en sus equipos, donde han tenido buenas temporadas.

Nicolás Lodeiro, e incluso Jonathan Urretaviscaya, son otras de las posibilidades que tiene el entrenador para esa posición, aunque no fueron los más utilizados.

Pese a esa competencia que hoy tienen Ramírez y De Arrascaeta, el jugador del Cruzeiro es quien ha sacado un poco más de ventaja y ha sido el habitual “titular” en los movimientos tácticos ante el equipo de la Mutual.

¿Qué le puede aportar al equipo un jugador con estas características? Por un lado transformarse en el enlace entre el mediocampo y el ataque con todo lo que eso conlleva y representa. Por otro, formar parte de un falso 4-3-3 que se puede crear en los ataques, así como ayudar en la contención en las ocasiones en las que el rival ataque a los celestes.

Como último ítem, se agrega la buena pegada que tienen cualquiera de los dos y la responsabilidad que pueden asumir de cada una de las pelotas quietas que tenga la selección.

Ramírez y De Arrascaeta fueron los que probó el maestro, la lista definitiva será la que confirme quiénes estarán en Rusia, pero lo cierto es que es muy probable que la Celeste se olvide del 4-4-2, entonces: ¿regresa el 10 celeste?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)