RIVER PLATE

Regresa al pago

Dos llamadas convencieron a Richard Porta de volver al club que lo vio nacer. Comenzó de alcanzapelotas y hoy es un referente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Richard Porta

Mientras el grueso del plantel de River Plate juega un campeonato de fútbol 5 en las instalaciones del club como forma de terminar el entrenamiento en un día lluvioso, Richard Porta observa sentado desde el costado de la cancha.

Algunos tiran un caño y lo celebran más que un gol. Otros hacen un gol y lo gritan como una copa. Los jóvenes se divierten como niños mientras el "Canguro" charla y mira.

"A esta edad no me arriesgo a este tipo de cosas, capaz que pisás mal en este tipo de terreno o en algún choque te lesionás y después te perdés partidos", cuenta Porta, que retornó al club que lo vio nacer.

Claro está que aquel delantero que llegó a la novena del darsenero no es el mismo jugador que observa a sus compañeros jugar y no se suma. "Atate los cordones que te podés caer", cuenta que le dice usualmente a los jóvenes del plantel en tono paternal. "A veces los juveniles no se dan cuenta que por cosas así pueden lesionarse. He vivido cosas y ahora intento transmitírselas".

El delantero se encontraba en Cerro, pero la situación del albiceleste no era la ideal. Con las elecciones en el horizonte y un futuro incierto, bastaron dos llamados de River Plate para convencerlo.

Uno de ellos fue un miembro de la directiva, mientras que el otro lo realizó Juan Ramón Carrasco. "Cuando recibís esos dos llamados es solo arreglar puntos y ya está", dice y agrega que hace unos años intentó volver al equipo pero no hubo interés y no se logró. "El fútbol es falso, te pasan la mano por el lomo pero después no dicen lo mismo. Juan es un DT frontal y a pesar que tuve idas y vueltas, eso es algo que me gusta", afirma.

El contexto actual de River Plate es ideal para su vuelta. El juego de JR lo favorece, se siente en un buen momento y el campeonato es especial. "Es un torneo corto, de 15 fechas. Todavía no lo hemos hablado, pero creo que es una linda ocasión para apuntar alto".

Siendo un adolescente llegó al Prado, donde jugaba y también alcanzaba pelotas. De aquella época lo marcaron algunos jugadores de los que hoy toma cosas para aplicar en el vestuario. También nota un cambio en infraestructura en los últimos años. "Creo que actualmente se está mejorando, ahora se están haciendo obras necesarias en el Complejo Colón", dice y diferencia la situación actual con la de hace un tiempo. "En 2007 empecé jugando con la 9 pero la cambié y tuve que empezar a usar la 17 porque "no habían más camisetas".

Richard Porta mira al futuro y sabe que su carrera no tendrá muchos años más de duración. Esto no quiere decir que tenga pensado retirarse en breve, pero sabe que quizás en cinco años ya no jugará profesionalmente. Por esta razón el delantero está buscando su nueva vocación y parece haberla encontrado: "Estoy estudiando periodismo porque me gusta el análisis. Me queda en el fútbol, pero la de periodista me tira", dice quien hoy guía a sus compañeros, pero quizás en un par de años los critique o halague desde algún medio de comunicación.

El "Canguro" hizo todas las formativas en el darsenero, donde comenzó en novena. Lo ascendió Ostolaza, alternó un par de temporadas y luego debutó.

Tras jugar un par de temporadas en Italia y Portugal el delantero volvió a su club, donde tuvo un buen año entre 2009 y 2010. Luego pasó a jugar en Nacional.

Tras dos pasajes por Nacional y un periplo por el exterior, Porta volvió a Uruguay donde pasó por Rentistas y Cerro hasta que recibió la propuesta darsenera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)