PEÑAROL

Recuperan la identidad

Leonardo Ramos dijo que Peñarol se parece al de antes y que ve avances.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peñarol

Peñarol regresó de Curitiba, donde igualó 0 a 0 frente a Paranaense, y ya entrenó por la tarde en Los Aromos preparando el quinto amistoso que jugará mañana frente a Sud América.

El técnico Leonardo Ramos aseguró que vio mejorías en su equipo y le restó importancia a los incidentes que tuvieron lugar durante el partido.

"El equipo mostró un avance importante ante un gran rival. Luego se desdibujó un poco con las expulsiones, que la realidad es que no fueron como para expulsar. Pero son cosas que pueden suceder cuando se va a jugar al exterior", dijo Ramos.

"La táctica utilizada fue buena y me deja muy tranquilo que los jugadores se sintieron cómodos y se logró la identidad que tenía antes Peñarol", agregó.

Peñarol terminó jugando con nueve hombres por las expulsiones de Guzmán Pereira y Ángel Rodríguez. El entrenador le exige agresividad a los futbolistas y quizás algunos de ellos pueden llegar a malinterpretar su pedido porque no sienten esa forma de jugar. Consultado sobre ese asunto, Ramos lo negó.

"Los roces que se han dado son normales en un partido. Es más, lo del otro día en Brasil se sobredimensionó. Por ejemplo, la expulsión de Guzmán fue injusta, ni siquiera reaccionó. Y si lo hubieran agarrado bien, lo fracturaban. Y esas cosas también cuentan, son cosas que pasan cuando uno va a jugar al exterior; nos va a pasar en la Copa Libertadores también", explicó el técnico. "Los incidentes fueron comunes en un partido como este; piñas no hubo. Esto es fútbol y en el fútbol siempre va a haber roces. Además, este tipo de cosas no pasarían seguramente en un torneo ya empezado y en una situación normal con árbitros", insistió.

"Intentaremos seguir mejorando, pero el equipo va tomando algunas cosas que son importantes", agregó Ramos, quien confirmó a su vez que Damiani le avisó hace unos días que Walter Gargano no llegaría al club.

Con respecto a si le sorprendían algunas cosas, como la intención de los directivos de que Urruti regresara al club aunque él no lo quisiera tener en cuenta, o el hecho de que Cavallini no hubiera podido viajar, o que no estaba claro que ocupaba cupo de extranjero hasta mayo, dijo que no. "Yo a lo que me tengo que dedicar es a otro tipo de cosa, a lo futbolístico, a lo táctico, al entrenamiento. Eso es lo que me compete, lo otro son temas de organización. Del resto trato de abstraerme. Insisto, lo que me corresponde es solamente entrenar al equipo", enfatizó.

El técnico también se refirió a la llegada del "Cebolla" Critian Rodríguez, que se sigue demorando. "Ya está decididamente adentro de Peñarol, espero tenerlo entrenando en los próximos días", afirmó. "Además, hace diez días que está en comunicación con el profe Eijo y está haciendo las cosas que le mandó. Lo único que le va a faltar es un poco de trabajo con pelota a nivel grupal", finalizó.

EL CASO URRUTI.

Postura.

Ramos fue consultado sobre la intención de los directivos de que Urruti regresara a entrenar y dijo que nadie se lo había comunicado. "Ya dije que no lo iba a tener en cuenta. Hablaré con Damiani para ver cómo son las cosas, pero mantendré mi postura".

Silencio.

Ni Gonzalo De Los Santos ni Carlos Sánchez quisieron hablar en la llegada al respecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º